martes, 5 de febrero de 2013

My Bloody Valentine strikes again

Para que veáis el nivel de fanatismo que hay sobre My Bloody Valentine os dejo esta foto; Kevin Shields trayéndonos la buenaventura, Loveless. IN KEVIN SHIELDS [CHRIST] WE TRUST!!!!!!!!

Era un sábado por la noche aburrido, un coñazo absoluto; entro en facebook y me doy cuenta que empiezan a aparecer tropecientos mil mensajes procedentes de la página de My Bloody Valentine, y no sólo eso, si no que de pronto la imagen de la página es azul y con unas letras de un color malva muy tenue: mbv. Me empiezo a interesar por lo que está pasando, y de pronto leo:

 We are preparing to go live with the new album/website this evening. We will make an announcement as soon as its up.

Después:

The album is now live on www.mybloodyvalentine.org

Qué me estaba contando el bueno de Kevin Shields y compañía, que despues de 21 años, de muchos amagos, el album por fin estaba terminado, después de que Islands Records los mandara a tomar por culo por desquiciados, concretamente Shields, porque la mezcla nunca le parecía lo suficientemente bien hecha para poder sacar el disco, después de la ruptura sentimental con Belinda, después de... para meterlos en un psiquiátrico, en especial a la persona que mencioné con anterioridad.

Loveless fue un album catalogado como casi marciano, un absoluto desquicio para los oídos, a las primeras de cambio, pero conforme uno lo escuchaba por segunda vez, no conozco a nadie que haya sabido responder por qué dio ese paso en su momento (si algo no te gusta, pues no lo escuchas y ya está), una tercera, una cuarta... te atrapaba de forma irremediable; si Adolfo Dominguez, paisano mío a todo esto, dijo durante los ochenta que la arruga era bella, My Bloody Valentine nos convenció a muchos de que el ruido también podía ser bello, y una joya como To Here Knows When es el ejemplo perfecto de que ruido y belleza se podían dar la mano.... Uno se daba cuenta que debajo de esas capas de ruido había algo más.


Podríamos describir su música como una conjunción del ruido de un boing y los Beach Boys en ciertas ocasiones, muchísimas otras con la psicodellia, y otras incluso con los Ramones... Nadie había hecho algo parecido, y mucho menos simplemente con guitarras, ya que parecía como si a finales de los ochenta las innovaciones solamente pudieran venir de la electrónica. Resultó que no, de hecho hoy New Order resulta como una broma de mal gusto que nos hace gracia por lo hortera que puedan llegar a ser los efectos que utilizaron en su momento, aunque canciones como Bizarre Love Triangle sean buenas se mire por donde se mire. Los Happy Mondays suenan bien, pero tampoco suenan tan actuales.

El album se convirtió en un disco de culto, apreciado no solamente por el mundo indie si no también por el mainstream anglosajón, e incluso desde el mundo del  metal (de hecho hay un estilo que se llama metalgaze) y muchísimo en electrónica, quizás donde más. Artistas como Robert Smith,  Billy Corgan (cuando los Smashing Pumkies valían la pena), o los Chemical Brothers, se sacaron el sombrero y dijeron que aquello era una obra maestra. Quizás la aparición de Never Mind de Nirvana fue lo que oculto el enorme éxito que tuvo aquel disco por aquel entonces (o Achtung Baby de U2). Es paradójico que hoy todo el mundo se acuerde de Nirvana como una banda de los noventa (y para mí unos auténticos héroes por cargarse la cultura barata de los solos de guitarra del heavy metal, desterrándolos casi a las catacumbas.) y tal, pero que ha tenido muy poca influencia durante los últimos diez años, todo lo contrario que My Bloody Valentine. Eran cosas totalmente distintas y ni mucho menos competían entre ellos; la actitud tímida de los irlandeses no podía rivalizar con la personalidad arrolladora de Covain; unos eran los chicos tímidos de la clase, y los otros eran los gamberros. 

Después de esta parolata, qué coño pasa con el nuevo disco. El nuevo disco bien gracias, no da una vuelta de tuerca a su sonido, es como una continuación de Loveless pero siguen sonando de manera increíble,  etéreos por veces, otras dispersos (como un reflejo de un malestar que no eres capaz de expresar con palabras o con gestos, o incluso como en She Found algo cercano a lo sugerente), incisivos...

Algunas de las canciones que más me han gustado las podría describir por sensaciones.

Angustia


Rayadura mental


Sensaciones turbias, o sexualmente turbias


... y por último ésta, no se me ocurre una descripción adecuada, solamente me incita a mover la cabeza mientras voy con mi itouch por la calle :)





12 comentarios:

Pio dijo...

Jjajajaj eres un moderno! que lo sepás y no te toques demasiado escuchandolos que te estoy viendo XD

Para mi grata sorpresa, me enteré el otro día por twitter de la salida del disco, no lo he escuchado, pero me pondré a ello :)

NaoBerlin dijo...

Y eso es bueno o es malo Pío? xD

Pio dijo...

jajaja es bueno! Te lo digo a bien ;D

tan solo una cerilla dijo...

vamos que te gustan jajajajaja ha quedado claro
pio: tocarse es bueno y con buena musica de fondo mas!

ahora es cuando nao nos bloquea... jajajaja

tio, te queremos!!

NaoBerlin dijo...

Jajajaj, a ver, la música a mí me sugiere cosas, no me incita a hacerlas, y menos esa para eso prefiero los bis bis sinceramente. Y que conste que no estoy en contra del onanismo, ni mucho menos. Uno de mis mejores amigos suele decir, no lo traduzco del gallego porque se entiende perfectamente, "se a xente se fixera mais pallas, habería menos fillos de puta neste mundo". Más razón que un santo xD En el sentimiento es mútuo ;)

Cé. dijo...

(Me he reído mucho con tu último comentario)
A mi me gusta bastante Loveless, y no me había enterado del nuevo disco, así que lo escucharé ahora :)
PD. Cuando algo no te gusta a la primera, ¿De verdad sueles no volver a escucharlo? Yo siempre le doy más de una oportunidad. Normalmente, los discos/canciones que más me terminan gustando son los que me enganchan a la segunda/tercera/cuarta vez. Cuando es un "flechazo" me termino cansando enseguida.

dEsoRdeN dijo...

Su web se colapsó el otro día cuando lo colgaron. Por ahora sólo he escuchado las 4 primeras canciones, pero me ha gustado. Especialmente 'Who Sees You'. Ganas de verles en el Primavera! ;D

NaoBerlin dijo...

Cé, Te refieres al comentario sobre las pajas de mi amigo?? JAJAJAJA, además de ser verídico 100% tiene más razón que un santo. Pues para mí Loveless es uno de mis discos favoritos, quizás el que más me guste de los 90, y escucharlo en directo fue una experiencia que recordaré toda mi vida, aquello fue increíble. En cuanto a lo de escuchar nuevamente canciones o discos, sí que lo he hecho [ha habido discos que no soportaba al principio que después se han convertido en discazos, y canciones también muchas]. Y sí, lo del flechazo a veces pasa que te cansas por repetir la misma canción tropecientas veces, pero ha habido "flechazos" que todavía lo siguen siendo. Ayer por ejemplo estuve escuchando Coming Around de Travis después de muchísimo tiempo y me seguía molando como el primer día. Como ejemplo contrario podría nombrar unas cuantas canciones de Placebo...

Desorden, hoy en día sólo hay un grupo que pueda despertar tal ola de fanatismo a ambos lados del atlántico como Radiohead, y son ellos. El disco merece mucho la pena, y Who Sees You podría estar en Loveless y no desentonar para nada. Este disco me produjo la misma sensación que cuando escuché Amnesiac, es la continuación lógica de Loveless (y aquél de Kid A). Y Desorden, si vas a escucharlos en directo prepárate porque no habrás escuchado en tu vida nada semejante (y prepárate para mucha distorsión no, lo siguiente. Los conciertos de Mogwai en comparación con los de My Bloody Valantine en ese sentido son una mariconada).

dEsoRdeN dijo...

Sí, tengo entendido que mucha gente va a sus conciertos con tapones para los oídos :)

NaoBerlin dijo...

Si es al aire libre no hace falta, ahora en recinto cerrado póntelos sin dudar xD

ardilla dijo...

Estoy completamente de acuerdo con lo que dices del directo, cuando los vi terminamos todos super flipados (y me atrevo a hablar por todos los presentes :D)...de hecho la gente estaba como ida, a mi me llegó un tío de repente, me agarró la cara con las dos manos muy fuerte y me plantó un beso de abuela! no te digo más jajajja

NaoBerlin dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA pues tuviste suerte porque igual se equivocó y lo que quería era plantarte un beso en todos los morros xD

Pues sí, yo también tenía esa sensación después del concierto, cómo si estuviera totalmente volado; para mí lo más increíble es como aguantan ellos después de tantos conciertos, normal que se hayan tomado 22 años de descanso xD