lunes, 7 de abril de 2014

Kurt

Recuerdo que en el año 94 yo tenía doce años. Por aquel entonces no paraba de sonar en la tele un anuncio del Unplagged de Nirvana y me acuerdo que la la voz que anunciaba el spot era la de Joaquín Luquí (definitivamente sino sabes quién es pertenecemos a dos generaciones diferentes), y que el último corte que sonaba del concierto era la versión que hicieron de The Man Who Sold the World de David Bowie (que a fin de cuentas se convirtió en su último éxito).

La verdad es que asocio muchísimo Nirvana a mi hermano mayor, que por aquellas le daba por escuchar a muchos grupos grunge y toda la escena americana que trajo detrás, y también a las camisas de cuadros y a las chaquetas de punto, a las cuales sigo siendo fiel desde mi adolescencia. Y por supuesto también lo asocio a algo de lo que siempre le estaré agradecido; haber acabado con los solos de guitarra de cincuenta minutos, porque desterró a aquellas bandas al reducto al que siguen perteneciendo hoy en día, con la excepción de aquellas que siguen viviendo sobre todo de las glorias de los ochenta. Por esa razón los jevarras, sobre todo en Estados Unidos, nunca le han tenido mucha estima al bueno de Kurt, y eso que él era fan de Metallica y de Black Sabath.

Quizás Nirvana haya sido el último grupo que ha revolucionado la música al estilo de los ochenta, los setenta o los sesenta, porque ahora con internet eso es imposible, ya que no dependemos en tanta medida de la dictadura de la radio, o la televisión, y eso que aún con todo ahora se ha puesto de moda lo "indie", o lo "pseudo-indie".

Me acuerdo que cuando salías por la noche y te ponían Smell Like a Teen Spirit, la gente se ponía a cantar "lalalala, lalalaaaaaaaaaaaaaaaaaaala, lalalala, laaaalalalaaaaaaaaaalaaaaaaaa", vamos unas risas porque casi nadie tenía ni puñetera idea de lo que estaba cantando, pero qué coño, estaba guay de todas formas. Ese tipo de cosas son las que marcan a una generación, o mejor dicho, generaciones, y eso nos marcó muchísimo.

Me gustaría saber qué coño pensaría el pobre de Kurt si viera eso, porque seguramente odiaría la canción como si no hubiera mañana, porque eso no era exactamente lo que buscaba. Sin proponérselo se estaba convirtiendo en una de esas bandas que estaba criticando, un grupo masivo con una legión de fans. Por esa razón cuando hicieron su último albúm, In Utero (realmente el único que me gusta de principio a fin), intentaron alejarse lo más posible de Nevermind, y lo único que consiguieron fue vender más y más... En parte eso mismo hizo Radiohead con Kid A, después de haber hecho Ok Computer, y les sucedió exactamente lo mismo. Pero si eres un buen músico nunca te quieres estancar, y ese tipo de cosas se agradecen, o cuando menos yo las suelo agradecer y entender, aunque a veces el experimento no haya salido bien del todo como a Arcade Fire por ejemplo.

Hoy en día muchas de las bandas que se dicen alternativas no tienen ese espíritu de hacer música honestamente, porque buscan molar, ligarse a las tías y ya está. Hoy ser indie se ha convertido para mucha gente en una forma de vestir, aunque no tengas ni puñetera idea de música. Por ejemplo si has escuchado dos canciones de Camera Obscura (digo Camera Obscura como puedo decir Animal Collective), por ejemplo, ya dices sin problema "oh me encanta Camera Obscura", solamente por chupismo. No pueden decir, "solamente he escuchado un par de canciones y las dos me han gustado mucho". No pasa nada!!!! Aunque hay un caso peor, decir, "me gustan muchísimo" cuando no te han hecho ni puta gracia... Lo indie dejará de ser un moda y volverá en plan revival algún día, es algo que cada vez tengo más asumido.

Volviendo al tema de los grupos, hoy en día hay taaaaaaaaaantos y taaaaaaantos grupos que van de ese palo. Eso no es una banda alternativa, eso no es indie, es una mierda. Por eso a pesar de lo yonki que era Kurt, a pesar de que musicalmente igual no era el mejor, lo que le agradezco es una cosa; honestidad. Ojalá su vida no hubiera sido tan chunga como para suicidarse como lo hizo. Pero en fin, se ha convertido en un icono, en el último icono de la música a la antigua usanza. Pero lo más triste de todo, es que sus miedos acabaran con él de esa forma después de haberlo atormentado toda su vida... Descansa en Paz.

Podría decir que hay cuatro canciones que siempre me han gustado mucho no, lo siguiente de Nirvana; About a Girl, Come as You Are, Rape Me, pero sobre todo All Apologies.

martes, 1 de abril de 2014

Las esencias

Es curioso darse cuenta que uno ha vivido más a su bola quizás más incluso de lo aconsejable, aunque tampoco me gusta socializar con gente con la que no me siento a gusto; de todas formas hasta con la gente que aprecio me suelo sentir en cierto grado incómodo no pocas veces. Quiero decir, aún hoy en día, a la edad que tengo, me estoy empezando a dar realmente cuenta de la cantidad de detalles insignificantes que son importantes para ciertas personas, y que para ti, pues... Hay gente que no soporta a las personas que suelen llegar tarde, o a lo que tienen una dinámica de trabajo más anárquica que la suya. También puede haber gente que a base de hacer ciertas concesiones, que igual para ti no lo son, considera esos detalles realmente importantes, de manera que si tu no te das cuenta del esfuerzo que supone para esa persona, ciertamente un día explotarán y tú estarás más en fuera de juego que otra cosa (aunque también he de decir que yo he estado al otro lado). De todas formas también desearías ser entendido, pero si todos tuviéramos la comprensión necesaria quizás nadie tendría problemas en este mundo.

Hay gente que puede ser más empática en ciertos aspectos que en otros (yo, por ejemplo), de manera que igual, en ciertas situaciones, no se da cuenta de esos detalles no por mal, sino porque vive su vida en parámetros diferentes (y hay gente a la que se la sopla lo que hagas y viceversa) a los suyos. Yo tiendo a ir bastante a mi bola, no me suelo mojar por algo hasta comprobar que realmente valga la pena. Eso tiene una parte buena y otra parte mala. La buena, te fías de tu intuición y "normalmente" no suele fallar, aunque otras veces igual te estás perdiendo ciertas experiencias por ese afán esencialista de las cosas. Así que como siempre la virtud está en el medio. Es como cuando buscas algo extremadamente perfecto, porque estás convencido de que existe, o mejor dicho, algo que realmente te gusta, hace que a la vez descuides otros aspectos que si bien igual no se amoldan a ti, si te pueden aportan cosas que seguramente no debas desdeñar. No estoy diciendo que se deba renunciar a ciertos anhelos, solamente digo que a veces nos equivocamos con la dirección que tomamos, y dejamos de hacer ciertas cosas que pueden ser enriquecedoras.

Lamentarse toda la puta vida de las cosas no es una buena actitud, incluso cuando estás realmente puteado. Puedes lamentarte, sí, estar triste, sí, pero lo importante es intentar remediar ésa situación, de la manera que sea, y siempre es mejor con ayuda, por supuesto, pero no te puedes quedar parado...

Sé que es un poco extraño todo lo que he escrito, son como apuntes sueltos de un diario escritos para mí mismo. Lo único que puedo decir es que intentaré moverme más en esta vida.

Hala, sed buenos.