jueves, 25 de abril de 2013

O Povo é quem mais ordena!!!

En España se habla de una transición modélica, pero en Portugal se conmemora todos los años el día en que los portugueses pacíficamente derrocaron a la dictadura militar. Tanto reírse como se ríe la gente de ellos, cuando deberían ser esos mismos que se burlan de los portugueses los que deberían sentir vergüenza...


Que se Lixe á Troika!!!!

lunes, 15 de abril de 2013

Esto es odio, y lo demás son tonterías

Decía Jack Nicholson al poco de morir Steve Mcqueen, que había sido un hijo de la gran puta (lo que viene siendo una mala persona), pero que incluso a él le jodía que se muriese ese tipo de gente. Por lo visto en Gran Bretaña mucha gente no tiene esa misma sensación con la Thatcher, y ha habido muchas celebraciones ahora que ha estirado la pata. Lo mejor de todo es que esto ya desde los años ochenta ya se venía venir, y si no echadle un ojo a este vídeo en que todo quisque en Anfield (el estadio del Liverpool) grita que se va a ir de fiesta el día que muera la Thatcher. Si es que quien siembre viento (cargarse a casi todas la industria pesada del norte) recoge tempestades, aunque sea muchos años después (gobernó desde el 79 al 91)...


Lo cierto es que si hoy en día estamos como estamos es "gracias" a gente como ella y Reagan. En su día ya me pareció bastante revelador equiparar lo que ellos hicieron con unos pasajes de Momo referidos a los ladrones del tiempo. ¿Qué hicieron estos personajillos? Privatizar y malvender empresas públicas, incrementando el coste de estos servicios, abaratar el despido y degradar las condiciones laborales, y por último desregular el sector financiero; sí, desregular a una panda de tiburones especuladores que nos han llevado en gran parte a dónde hoy día estamos. Ella hizo de la City de Londres (es parte de Londres pero a la vez funciona como si fuera casi un país independiente) sea el centro financiero más importante del mundo. Habida cuenta que allá lo que es industria pues ná de ná, lo apostó todo por la especulación. Esperanza Aguirre es su alumna más aventajada por aquí, aunque en comparación con ella es una cobarde; sí, ella también odia a los "tibios" de su partido, pero por lo menos privatizaba sin miramientos, no soltaba trola tras trola durante varios años... Sí Espe, tú igual también serías una tibia para ella.

Si niños y niñas, el que hoy estemos como estemos se lo debemos a ella y a Reagan que han servido de inspiración a tantos y tantos gilipollas mal paridos. De todas formas, tanta privatización de empresas y bancos públicos hoy con perspectiva ya no se ve con tan bueno ojos, viendo cómo han actuado sus excompañeros de partido; varios de los bancos nacionalizados con esto de la crisis no tienen pinta de que vuelvan a ser privatizados; qué vergüenza para los neoliberales... En Gran Bretaña, su política de privatizaciones dejó al norte de Inglaterra y a Escocia con unos niveles de paro insoportables, hizo de la cultura su principales enemigos al reducir a prácticamente a nada las ayudas y las becas destinadas a este sector, ganándose eso sí, al rededor de 100 canciones dedicadas a ella misma y a su árbol genealógico. En fin, una política clasista de primera.



¿Y entonces por qué coño la votaban? ¿Alguien sabe por qué los madrileños son tan gilipollas de votar a Esperanza Aguirre elección tras elección? Yo no lo sé. La Thatcher por lo menos ganó una guerra populista contra Argentina, Espe no sé yo lo que ha hecho, a parte de degradar los servicios sociales, como buena neocón que es. Otra cosa curiosa es que a la Thatcher la expulsaron de su partido, y yo creo que muchos amigos de Rajoy, lo que son ganas no le falta para hacerle lo mismo a la expresidenta de la comunidad. No obstante, hay una cosa con la que sí concuerdo con ella: cuentan que la primera vez que se reunió con Aznar como presidente de España, ésta le dijo; "tú y tu partido sois herederos de Franco". Lo que sucedió fue que cuando Fraga era líder de Alianza Popular (esto es lo mismo que el Twix, que antes se llamaba Raider; pues el PP antes se llamaba Alianza Popular), tras conocerlo, le había parecido de todo menos demócrata.

Volviendo a las canciones, aunque solamente sea por ese aquelarre inspirativo la música británica debería haber estado de luto, aunque fuera en plan coñero, porque poca gente ha inspirado tanto a los músicos guiris como ella, aunque fuera para cagarse en todos sus muertos. La típica canción de la que todo el mundo se acuerda es la que Morrisey le dedicó en su primer album, Viva Hate, Maggie on the Guillotine, que en mi opinión es un poco coñazo si lo comparamos con lo que hacía anteriormente con los Smiths (aunque la letra dice cosas tan interesantes como "la gente tiene un sueño maravilloso... ¿cuándo te vas a morir?... hazlo realidad), pero hay otros ejemplos que me gustan más. Canciones como Guns of Britxton de The Clash, o Ghost Town de los Specials fueron escritas para describir el infierno en el que se estaba convirtiendo el Reino Unido, en general (quizás no Londres, pero sí muchas otras áreas importantes). Hubo un porrón de grupos que se refirieron a ella directamente como The English Beat, Style Council, The Varukers, Elvis Costello... Una canción en concreto, de los Communards, Breadline Britain, refleja muy bien todo lo que se vivió por allá durante once años ("esta es la miseria que hay en GB, la tierra prometida, que a los ricos les importa un bledo que la gente esté hambrienta  y se conviertan en indigente... el diablo gobierna el país, donde el dinero solamente compra quimeras, y la vida de los trabajadores es paupérrima. La democracia y la libertad, residen lejos en tierras extranjeras. Donde el enfermo no tiene ninguna oportunidad, donde el fascismo se ha readaptado, donde privatizarían a tu madre si tuvieran una mínima oportunidad...")

Pero si me tengo que quedar con una canción, esa sería "The day that Thatcher Dies (Ding dong de witch is dead)" de Hefner.


Nos descojonaremos, el día que la Thatcher muera.
Aunque sepamos que no esté bien
bailaremos y cantaremos toda la noche.

Yo estaba ciego en 1979
en el 82 ya tenía alguna pista
y en el 86 ya estaba hasta los huevos

La profesores nos trataba como gilipollas en el colegio.
Nunca nos enseñaron qué debiamos hacer.
Pero Dios, tuvimos enterza desde el principio
y aprendimos por nuestra cuenta lo que estaba bien o mal

Y no era culpa de los punkarras
tampoco de los hiphoperos y las metaleras

Aquello era amor, pero los "tories" no sabían lo que significaba
Ella era Michelle Cox, vivía en la parte baja de la ciudad
llevaba tacones, cuando todo el mundo llevaba zapatos de suela plana

Y el patio le enseñó a ser cruel
le hablaba de política y me llamaba idiota
envolvió mi corazón izquierdoso con la ajorca de su tobillo

Nos descojonaremos, el día que la Thatcher muera.
Aunque sepamos que no esté bien
bailaremos y cantaremos toda la noche...

Esta canción ya es del 96 pero refleja en sí misma lo que sentían los niños de los ochenta bajo la égida de "Maggie", como solían llamarla principalmente sus detractores (como nosotros a "la Espe"). Habla de las elecciones que ganó (estaba ciego en el 79, en el 82 ya tenía la mosca detrás de la oreja, y en el 86 ya estaba hasta los mismísimos). Lo mejor de todo es que termina con el estribillo de una canción del Mago de Oz, "Ding Dong, The Witch is Dead" ("Ding Dong, Ha muerto la Bruja"). Corresponde al principio de la película cuando Dorothy se carga sin querer a la bruja del oeste (¿o era la del este? ya no me acuerdo). Todos los anti-Maggie se han propuesto que esta canción sea número uno en Reino Unido cuando termine la semana. Por lo visto se ha quedado a las puertas, ha sido número dos y la BBC ha respirado tranquila, porque aunque ha dicho que se negaba en reproducir la canción entera, iban a reproducir casi un minuto de la misma.


Durante los ochenta se formaron parte de los mejores grupos británicos de todos los tiempos; todo comenzó ya a finales de los setenta por medio del punk y la nueva ola, gracias a movimientos como "Disco Sucks" ("La música disco apesta", afirmación con la que estoy de acuerdo, salvo alguna excepción) y contra la música de los setenta en general, la cual para mí en muchísimos aspectos es una década para olvidar musicalmente, excepto los primerísimos años. Los ochenta a pesar de tener mucha música comercial dieron a conocer a muchos de los grandes grupos de hoy en día, y todos nacieron bajo el mandato de esta mujer. Así que todo lo que ha sucedido durante estos días ha sido como un revival ochentero en toda regla. En general, a ella esto no le dolería mucho, nunca le gustaron las medias tintas, y cada uno recoge lo que ha sembrado.

Con respecto a su funeral, Ken Loach dijo hace poco; "privaticemos su funeral, ella así lo habría querido" (entre otras cosas porque va a costarle a los guiris un dineral...). En fin, aún con todo, y aunque parezca mentira, como dice muchas veces mi madre "qué dios la haya perdonado".

Menuda chapa os he metido.

domingo, 7 de abril de 2013

Estar a mi bola

Es curioso, hoy ha sido un día con cierto sabor añejo, de esos que estás a tu bola y no porque estés enfadado con el mundo, si no porque quieres estar así. Despertarte casi a la hora de comer y desayunar, cenar en plan comida en la casa de un amigo en plan imprevisto porque te comentan que va a celebrar con varias semanas de retraso su cumpleaños, y obviamente no quieres ni debes faltar, pero que si no supieras eso y te hubieras quedado en casa tampoco habría pasado nada. Dar un voltío, entrar en un bar que te mire una chica fijamente varias veces en plan, autovía libre de peaje y decir no, gracias por el ofrecimiento, no estás nada mal pero estoy bien así. Y para redondear la sesión y que sea calcada a tiempos pasados descubrir un temón que te alegra el día y además que sea una preciosidad... En fin, ya me tocaba un día así.

lunes, 1 de abril de 2013

¿Qué me hace ser agnóstico? Pues cosas como ésta...


Esta semana santa parece que las televisiones se han volcado como nunca por programar peplums, aunque han fallado más que una escopeta de feria con eso de poner Gladiator, Espartaco (un telefim cutre salchichero de hace pocos años, no el peliculón de Kubrick) y Ágora. ¿Por qué? Con respecto a la primera película porque no se nombra a los cristianos en ningún momento, en el segundo caso porque Espartaco vivió antes de que naciera cristo, y en el último porque pone a parir, con razón, a los cristianos de Alejandría. Pero en fin, mejor que hubierais visto cualquiera de estas películas, menos la segunda bastante decentillas (sobre todo la última), porque lo que es el pestiño de la serie de la Biblia pues... vamos que es digno de los fundamentalistas protestantes yankis. Un uno le he cascado en filmaffinity.

Yo trabajo sobre la época en la que el cristianismo comienza a ser tolerado en el Imperio Romano, a la par que el paganismo comienza a ser perseguido. Durante el siglo IV d.c. el cristianismo comenzó una rápida carrera por denigrar y desprestigiar al paganismo, que lejos de lo que muchos podáis pensar tenía poco de sexo drogas y rock & roll, algo reducido a algunos cultos muy concretos, no siendo aceptado por todos los paganos; había muchas prácticas paganas que predicaban la castidad, la fidelidad conyugal, y un recto comportamiento en general, poco diferente en muchos rasgos con el cristianismo. Para colmo, con el paso del tiempo los paganos fueron creyendo en un dios omnipotente, que o bien se manifestaba de muchas formas (Hércules, Hermes, Sol...) o bien simplemente era concebido como una deidad principal que gobierna sobre el resto de los dioses, los cuales son calificados de menores. Otro rasgo interesante fue la extensión de la creencia en el más allá.

A pesar de todas estas semejanzas, muchos "santos" cristianos atacaron a respetables sacerdotes paganos calificándolos de todo meno de guapos... Un ejemplo de todo esto es la poco honorable campaña que "San" Jerónimo hizo en contra de Vetio Agorio Pretextato, un senador pagano alabado por la unanimidad de los paganos de la época como persona recta y honorable, además de devoto de los dioses hasta decir basta. Ocupó todos los cargos religiosos y políticos de su época con honores, de hecho siendo preafecto de Roma, algo semejante a ser alcalde, restauró todos los templos paganos que pudo y dignificó las áreas circundantes a los mismos destruyendo las construcciones adyacentes. Los emperadores, a pesar de ya ser cristianos le tuvieron en alta estima.

Hoy en día conocemos muchas cosas sobre él, en parte, gracias a un largo epitafio dedicado por su esposa, Paulina, con motivo de su muerte; quizás uno de los textos romanos más bonitos que existen. Os pongo un trozo;

Con la bondad de tu enseñanza, compañero, me has arrancado pura y santa de los brazos de la muerte, ¿Quién si no  me ha conducido a los templos y me ha hecho sierva de los dioses? A tu vista he sido yo iniciada en todos los misterios, tierno compañero que me honró con sangre de toro, me bautizó como sacerdotisa de Cibeles y Attis, me preparó para los ritos de  la Ceres griega; y me enseñó los secretos oscuros de la trina Hécate.     

Hoy de motu propio todos me elogiais; porque él hizo que mi nombre sea conocido por todo el orbe, Yo,  la que una vez fui desconocida [ante los ojos de los dioses]. ¿Cómo no iba mi esposo a merecer el aplauso? Las matronas de Roma me miran como paradigma, pidiendo que sus hijos sean apuestos pensando en ti. Muchos hombres y mujeres son insignes desde antiguo gracias a tus enseñanzas.  

Ahora todas estas cosas se han ido, y yo, tu esposa, me consumo de dolor muy a mi pesar. Yo habría sido bendecida si los dioses me hubieran concedido la muerte antes. No obstante, amado, también soy bendecida, porque vuestra soy, era, y después de la muerte seré.

Jerónimo, bien por celos, bien como táctica para seguir atacando a los paganos escribió poco tiempo después, a propósito de la muerte de una devota cristiana:

El que pocos días antes iba precedido de los más altos dignatarios, el que subía a la ciudadela del Capitolio (…), ahora se ha quedado solo y desnudo y mora, no como su mujer infortunada se imagina, en un palacio en la vía láctea, sino entre inmundicias y tinieblas.

El "santo" no podía tolerar otra forma de piedad que no fuera la cristiana, a pesar de que las creencias paganas se asemejaran en ciertos rasgos a las suyas. La intolerancia de Jerónimo para con los paganos, se puede ver resumida en un cuadro pintado por Zurbarán. En él vemos la representación de un sueño del "santo" en el cual era flajelado por los ángeles por deleitarse leyendo a los clásicos griegos y romanos, y no solamente literatura cristiana, ante la mirada de Cristo.


Como veis, no fueron los bárbaros los que se cargaron a la cultura clásica. En fin, que cada uno saque sus propias conclusiones.