sábado, 12 de maio de 2018

Aurea Mediocritas


Es curioso, a poco que puedas tener una conversación algo profunda, con un grupo de gente o una persona, cómo de pronto te das cuenta de la desorientación generalizada que existe, aunque esto como todo tiene grados, es decir, alguien puede ser más o menos feliz y seguir jodido con parte de su vida porque nada es ni será perfecto, y al revés, igual hay gente a la cual solamente le llena su trabajo y el resto... de todas formas siempre va a haber cosas que nos molesten, pero solamente dependerá de ti con quién quieras compartir tu tiempo, porque este al igual que es tu tiempo libre también lo es de las personas con quien estés, así que es tanto tuyo como de los demás, requiere un consentimiento mutuo.

Al final, si nosotros no somos perfectos cómo coño lo van a ser los demás?? Y además una amiga no es una hermana, de la misma manera que una novia no es una madre, o un novio un padre, no podemos utilizar a los demás para tapar carencias, o peor pedir la luna a los demás si nosotros no estamos dispuestos a mover un dedo en la dirección contraria, y en parte creo que ese es el mayor problema que existe en las relaciones personales hoy en día, eso y la inmadurez en general. No puedes construir una relación de la manera que sea en base a tapar huecos, solamente puedes construir una relación del tipo que sea desde la sinceridad, bueno eso si quieres conocer realmente a alguien, si estás en el trabajo a veces tienes que tragar sapos y culebras... Al fin y al cabo, la cuestión es no estar tan jodido como para abrirte a los demás por muchas leches que te de la vida, porque el tiempo quizás nos hace estar más a gusto con la soledad. Supongo que ese es el quid de la cuestión (para variar creo que he hecho otro post de pensamientos algo inconexos y palabras atropelladas).

Quizás tenía razón Horacio cuando decía aquello de;

Vivirás mejor, Licinio, si no te adentras siempre en alta mar 
ni, por miedo a las tormentas, 
te aproximas demasiado a la costa.

Los que prefieren la mediocridad dorada 
encontrarán abrigo y se hallarán a salvo 
del precario techo en ruinas y de la envidia de los salones.

Al pino muy alto el viento lo sacude más;
la torre elevada se derrumba con estruendo; 
el rayo alcanza las cumbres más altas de las montañas.

En los desastres, el carácter bien dispuesto espera, 
y en la bonanza se prepara para el cambio de suerte. 
Es natural que un inverno duro llegue y se vaya.

Sé valiente y alegre en la adversidad,
pero cuando el viento sopla demasiado favorable 
el sabio se apresta a recoger las velas.

martes, 3 de abril de 2018

La Valse des Liles


On ne peut pas vivre ainsi que tu le fais 
D'un souvenir qui n'est plus qu'un regret 
Sans un ami et sans autre secret 
Qu'un peu de larmes. 

Pour ces quelques pages de mélancolie 
Tu as fermé le livre de ta vie 
Et tu as cru que tout était fini...

Mais tous les lilas 
Tous les lilas de mai 
N'en finiront 
N'en finiront jamais 
De fair' la fête au cœur des gens qui s'aiment, s'aiment.

Tant que tournera 
Que tournera le temps 
Jusqu'au dernier 
Jusqu'au dernier printemps 
Le ciel aura 
Le ciel aura vingt ans 
Les amoureux en auront tout autant...

Tant que tournera 
Que tournera le temps 
Jusqu'au dernier 
Jusqu'au dernier printemps 
Le ciel aura 
Le ciel aura vingt ans 
Les amoureux en auront tout autant...


En los años sesenta se hicieron muchas versiones en inglés de este tema, y a pesar de que me parezca un atentado que la letra en ese idioma no tenga nada que ver con la original hay algunas muy logradas. De entre todas ellas, como bonita y preciosa, creo que la versión de The Innocence Mission es la mejor y más especial (con permiso de la realizada por Astrud Gilberto).

mércores, 21 de marzo de 2018

Quiero ser Inocente


Después de darle muchas vueltas, y aprovechando mis dotes innatas para ello, a partir de ahora y sirviendo de precedente, esta será mi máxima: confiar, esperar, ignorar. Mi decisión ha sido fruto de un cúmulo de experiencias que, lejos de hacerme dura o desconfiada, me han hecho optar por la vía más satisfactoria. Y os voy a contar el porqué. 

Siempre fui una niña buena. No en el sentido de criatura calladita y formal, ¡qué va!, pero sí dispuesta a jugar con quien no tenía amigos, compartir mis cosas o incluso regalarlas. A lo largo de mi infancia varias fueron las voces que me dijeron que debía cambiar, algunas incluso amenazadoras o inquisitivas. Nunca pude entender que hacerse mayor significase volverse malo, pues así lo veía yo. Por lo tanto, aquellos consejos me entraron por un oído y me salieron por otro. Los niños tienen miedo a los monstruos, a los suyos propios. A veces salen de los sueños y nos visitan. Los míos llegaron a materializarse y me convirtieron en una muchacha rebelde y un tanto introvertida. Pero bastaba con rascar un poco para volver a encontrar a esa criatura inocente que fui. 

Todos hemos sufrido ese proceso: dejar de creer. Enfrentarse con la vida y decidir con qué disfraz la vamos a surcar. Hay personas grises que bajo el traje llevan una capa de superhéroe y superhéroes que no son más que personas grises. Adoptamos un rol, no solo por supervivencia, sino porque creemos que es lo adecuado. Nos inculcaron la máxima de la desconfianza, el rencor, la envidia y otras maldades al gusto. Mira a tu alrededor y verás que es cierto. En nuestras relaciones tardamos en confiar, en amar plenamente, si alguna vez lo hacemos. Vivimos con el miedo a la entrega, a ser abandonados. Hay rupturas que nos parten el alma, de las que salimos como náufragos del Titanic. Y nos volvemos a enamorar. Con mayor o menor tino, caemos en la más dulce de las trampas. Por otro lado, en el mundo laboral, somos caperucitas o lobos. O aún peor: lobos disfrazados de caperucita. El crecimiento profesional pasa por pisar al compañero, pelotear al jefe y ser ambicioso. Y digo yo, ¿cómo se vive con la boca rezumando veneno y el cuerpo cubierto de arañazos? No hay éxito que merezca tal degradación. 

¿Quién en su sano juicio abriría su corazón y su vida a alguien que acaba de conocer? ¿En qué trabajo triunfa el buen compañero? Suma y sigue. Aquellos niños que jugaban alegres en el patio son ahora seres desconfiados e incluso amargados. Y no, no fueron las circunstancias, sino cómo decidieron afrontarlas. Y ahí es donde radica el cambio. ¿Y si en vez de pensar mal pensamos bonito? Tenemos las mismas probabilidades de equivocarnos, de sufrir, pero disfrutaremos del camino y sacaremos lo mejor de él. 

Por eso, voy a ser inocente. Voy a creer en lo que hago, en los que me rodean. Asumo que me atacarán, que me criticarán, que me ocurrirán desgracias varias. Pero no por mi carácter, sino por la falta de humanidad que nos rodea. Estoy segura que, ahí fuera, hay más inocentes, deseando sonreír a un desconocido porque sí, recordando cada noche los momentos buenos vividos. No escondáis lo mejor de vosotros, sentiros libres de vivir de verdad. Seamos inocentes, seamos nosotros mismos.


Para quien le interese, este es el artículo original.

luns, 15 de xaneiro de 2018

Requiescet in Pace Dolores.

Resultado de imaxes para Dolores O'riordan 94

Recuerdo que cuando tenía doce años, allá por el 94, uno de mis hermanos tenía en su coche (tener hermanos tan mayores es lo que tiene) un equipo de sonido con seis cedés, y que aquello para la época era la leche porque sonaba a toda pastilla con una calidad brutal, y más al ser un coche pequeñito. Era de esos radiocassettes con el frontal extraíble, es decir, diseñados para que no te intentará destrozar el coche el primer cafre que vendiese radios robadas... 

Los noventa fueron una década curiosa, porque mientras el bakalao y sus derivados (el tecno cutre salchichero de la época) tenían bastante predicamento entre cierta parroquia, el indie pop, o indie rock, seguía sonando en la radio gracias al efecto Nirvana, siendo ese año además el año de la muerte de Kurt Cobain curiosamente, así que no fue un año cualquiera. Gracias a ese efecto bandas como The Cranberries sonaban en las radios de Europa y Estados Unidos con un éxito notable, ya que No Need To Argue se convirtió si mal no creo en el álbum irlandés más vendido de la década, por encima de Achtung Baby de U2, lo cual tiene bastante mérito teniendo en cuenta que allí Bono y compañía son dios, o poco menos. 

Hoy en día quizás sería impensable que algo de esas características sonara en la radio, una formación clásica de pop rock con guitarra, bajo, batería, y cantante, con sonido bastante alternativo de hecho en sus inicios, pero que por lo que sea gracias a la voz de Dolores O’Riordan sonaban con mucha personalidad, de manera diferente a cualquier cosa que hubiera existido antes. Su voz era como un instrumento más dentro del conjunto de la banda ya que muchas veces sus notas iban por un lado mientras los acordes instrumentales iban por otro, y a pesar de todo curiosamente aquello no desentonaba, se integraba con la canción de manera natural. Esta forma tan curiosa de cantar seguramente se deba a la influencia de Morrisey y los Smiths, lo cual dice mucho en su favor, o bueno, decía. 

En este sentido No Need to Argue fue el primer álbum que me gustó no tanto porque las canciones fueron todas acojonantes, que en parte sí, sino por el sonido, por la atmósfera que crearon al grabar esa joya de disco. De ese hecho me iba dando cuenta conforme lo escuchaba y disfrutaba en coche con mi hermano, cuando ponía ese disco. De todas formas lo más curioso es que la canción que siempre me ha tocado el corazoncito, el tema que tenía un plus con respecto a los demás, era Linger, que aunque correspondía a su primer disco se encontraba en una edición especial de No Need to Argue que incluía un pequeño ep en directo. El momento en que escuché esa versión por primera vez lo tengo grabado en mi cabeza; esa combinación de los violines, guitarra acústica, su voz... 

Como todo el mundo sabe hoy se ha muerto Dolores O’Riordan, y lo cierto es que esta muerte me ha tocado porque como yo hemos sido muchos los adolescentes de los noventa que hemos crecido escuchando su voz, y que gracias a ella y a su grupo nos dimos cuenta de que si nos empeñábamos en buscar podíamos encontrar bandas con personalidad que hacían discos y canciones diferentes a lo que pedían usualmente en la radiofórmula. Así que podría decirse que en parte gracias The Cranberries escucho lo que escucho, porque con canciones como Ode to my Family, Dreams, Promises, Just my Imagination… descubrí lo que descubrí con posterioridad, así que en ese sentido solamente puedo darle las gracias. 

Descansa en paz.


domingo, 17 de decembro de 2017

Lo más mejor de 2017



Pues ya ha vuelto la razón de ser de este blog, un año más, aquí andamos de nuevo. La verdad es que este 2017 ha sido muy bueno, y tengo la sensación de que si hubiera sido más inquieto habría descubierto muchas más cosas. De hecho cualquiera de las cinco primeras canciones podría haber sido el número 1 de mi lista, pero al final me he rendido a Everything Now de Arcade Fire, que tiene la virtud de poder sonar tanto en el Soho londinense como en la fiesta de cualquier pueblo de la España profunda después de Paquito el Chocolatero, y eso aunque parezca mentira es una virtud, una peazo virtud. De hecho tan tan tan tan tan tan bueno ha sido el año que una de las canciones que podría haber sido mi favorita es de Jorja Smith, una cantante del mal llamado R&B que ha conseguido lo que creo que nunca conseguirá Beyoncé o Rihanna, hacer un temarral que me incite a escucharlo compulsivamente (y producido por Drake, que eso sí que me ha sorprendido). Aunque lo cierto es que aquí hay un poco de todo, desde flamenco, a pop de toda la vida, rock, soul, electrónica, varias canciones de R&B... Son dos horas y media de Spotify (la lista aparece al final del post), así que como decimos en Galicia malo será que no os gusten algunas cosillas. Por cierto, como aquí venís siempre los mismos, comentéis o no, y ya sabéis mi nombre, no me importa "desvelar" mi identidad.

Bueno, en lo que respecta a los discos tengo que decir que por lo menos por una temporada dimito del "indie" patrio/estatal que se las dá de guitarrero, porque para variar en España nos hemos quedado más estancados y rezagados que una rueda de coche en el barro en una cuneta; la inmensa mayoría de los grupos que van de alternativos y llenan las grandes salas me aburren mucho y en parte creo que debe ser por la edad, pero por otra también porque las fórmulas para alcanzar el éxito después de que lo haya petado Love of Lesbian ya son muy calculadas, hay 0 espontaneidad... así que sí, esa es una de las razones por las que les he hecho la cruz (ya hace tiempo), porque son los causantes de una gran plaga de grupos intrascendentes más preocupados por triunfar y repetir ciertos parámetros que por hacer cosas interesantes, aunque pa gustos colores como suele decirse... Vetusta Morla, Izal, Miss Cafeína, y toda esa tropa, ya sabéis.

El hecho de que me haga viejuno quizás tenga que ver con que de pronto el disco de Rosalía me parezca lo más bonito y con clase que se haya hecho no solo aquí, sino en el extranjero; por eso para mí es con diferencia el disco del año; sí, un disco de flamenco heterodoxo (Refree a pesar de sus limitaciones toca la guitarra francamente bien). La coña es que el siguiente disco que creo que merece mucho más que la pena es el de Maria Arnal i Marcel Bagés, que sin llegar a ser flamneco, podríamos decir que bebe mucho de él. Discos algo más descompensados como el de Los Planetas (Islamabad es brutal), Wolf Alice, XX, Hercules and Love Affair, o Feist (nunca, jamás, defrauda) también me han tocado la fibra, pero en fin. que el de María Arnal y sobre todo el de Rosalía me han encantado.

Un disco que incluso podría estar por encima del de Hercules & Love Affair, XX, o Los Planetas, sería el de Alvvays, y es curioso porque no aportan nada nuevo, pero cuando se tiene talento se encuentra ese algo necesario para que te guste mucho un disco. Podría haber sido el clásico disco de finales de los ochenta indie pop de Sarah Records, pero es que es más disfrutable incluso que el primero (de hecho este disco me hace sospechar que igual no es que me haga viejuno, sino que lo que se suele hacer en España "indie" a nivel grandes audiencias  no suele ser bueno, o vamos, a mí no me emociona precisamente). En el mismo nivel de Alvvays casi podría situar también a Tei Shi, un álbum R&B realizado con banda tradicional y bases electrónicas que tiene mucha clase. 

Después hay discos como el de Slowdive que están bien, y que incluso podríamos afirmar que es su mejor disco si hablamos de él como un todo, pero quizás, solo quizás, las canciones no llegan a ser tan redondas como antes, pero vamos, mi reconocimiento a lo que han hecho después de haber sacado su último disco hace 22 años porque el álbum es realmente bueno. Al igual que ellos han vuelto a sacar un disco después de más de veinte años, o casi, The Jesus & Mary Chain y Ride, y sobre todo en el primer caso salvan algo más que los muebles, y en fin, solamente hay que ver el éxito que ha tenido el regreso del shoegaze que lo peta allá a donde vaya, desde Japón hasta Argentina. En el mismo saco, aunque sea un grupo de ahora, podríamos poner a Daughter, aunque el hecho de ser un disco para una banda sonora hace que busquen más atmósferas que canciones a diferencia de los dos anteriormente citados.

A continuación hay cosas muy decentes como el del dj canario Ed is Dead, que a diferencia del St Vincent (su disco está bien en su conjunto, pero no podría seleccionar ninguna canción para la lista) tiene un par de pepinos muy decentes dentro del álbum, o el de Thundercat, que de hecho es raro que me guste siendo tan setentero (musicalmente es un década que me raya mucho, a pesar de tener discazos también), aunque tenga partes muy aburridas. En otro nivel ya hay discos como el de The Horrors, que bueno, objetivamente tienen mucha clase, pero no me acaban de llegar salvo en ciertas canciones, al igual que el Ep de Blonde Readhead.

Me gustaría destacar el caso de Mow, un proyecto compuesto por la madrileña Gabriela Casero (dan ganas de adoptarla cuando la escuchas hablar) y los canarios Solo Astra, una unión que bajo mi humilde punto de vista les ha aportado a ambos lo que les faltaba; es decir, a ella revestir las canciones para que no estuvieran tan desnudas, y ellos tener a una compositora que consiguiera darles canciones trascendentes (la verdad es que su trabajo en solitario es muy "cool" y todo lo que quieras, pero sin ella no me llamarían ni siquiera un poco la atención, a pesar de poner un pivón en su último vídeoclip), porque como músicos son muy competentes. Han sacado un ep en plan dream pop bastante interesante, y con un temarral (Grasiah) que ya le gustaría a muchos grandes grupos de hoy en día. De hecho creo haber leído que estaba teniendo bastante repercusión en Estados Unidos incluso a nivel de escuchas en Spotify, mucho más que aquí (para hacérnoslo mirar...).

Cabe también mencionar un caso particular, y es que el álbum de Noel Gallagher hace doce o trece años sería para mí la quinta esencia del discazo absoluto, porque oye, el disco tiene como cuatro temas que en mi época de pincha los habría puesto sin pestañear, y por eso felizmente me recuerda a mis noches bailongas. Pero tiene un problema, y grande; intentar ser una mezcla de los Chemical Brothers más accesibles y los Primal Scream de Exterminator y Evil Heat es cuando menos raro ya que dentro de el rollo brit pop Oasis siempre fueron bastante iconoclastas con la tecnología, aunque creo que quid del tema está en que si el disco hubiera sido más oscurillo y menos pop me habría gustado una barbaridad. Así que si te gustan Kula Shaker, Primal Scream, Chemical Brothers, y a fin de cuentas te conoces la música británica de principios del 2000 en plan pop electrónico como la palma de tu mano, es deja vu tras deja vu, es decir, Noel llega casi 20 años tarde a esto y hoy en día ya nadie lo hace; es como un revival prematuro no, lo siguiente. Sea como fuere el disco es disfrutable, aunque 0 original, y en directo tiene que ser la leche... 

Y ahora empezamos con los palos, en primer lugar los pequeñitos, esos discos que por poco alcanzan el ni chicha ni limoná, pero que tiran para bajo... ; Arcade Fire (este disco es mejor que el anterior pero las canciones que son malas lo son con avaricia), Los Punsetes (y ya van unos cuantos) Cults, Lali Puna,... Después hay decepciones... Templeton (se repiten más que la mojama), el disco de Shout Out Louds, la mierda pinchada en un palo de U2 (esto me sabe mal después de haber sido fan desde que tengo uso de razón), Broken Social Scene (tiene cosas, pero igual comparándolo con sus dos primeros discos sale bastante mal parado)...  y bueno, alguno más hay por ahí, lo que pasa es que mi cabeza ha preferido emprender una actividad de higiene mental y los ha olvidado. Por otra parte en este saco no meto a los discos de Beach House, Angel Olsen, y Sufjan Stevens, porque son discos de descartes y tienen cosas bastante apetecibles a pesar de todo.

Y no, no hay trap, me parece un estilo curioso pero las letras tienen un tufo bastante chungo que no me emociona precisamente... Me hace gracia por otra parte lo mucho que se habla de que la "música urbana" va a substituir al pop y al rock, pero vamos, lo mismo se dijo de la electrónica a finales de los 90, y aquí estamos, no igual pero en fin... Al final pasará lo mismo, todos los estilos acabarán conviviendo, de hecho ¿¿¿quién me iba a decir hace quince años que en los 40 iba a aparecer un grupo como Los Punsetes??? Pues eso, igual en el 2000 el pop (el de verdad) y el rock estaban más de capa caída que hoy en día a nivel masivo.

Para finalizar me gustaría decir que haciendo cuentas me sale chicas por todos lados, casi todos los grupos que pongo están formados por cantantes femeninas o tienen una presencia femenina importante, y eso, Rosalía, Mow, y Alvvays, María Arnal, Feist... e incluso el de Tei Shi, han sido algunas de mis artistas favoritos de 2017, gran parte de los (en Alvvays, Mow, y María Arnal i Marcel Marcel Bagés hay chicos por eso digo "los") que más me han llamado la atención, aunque también podríamos decir lo mismo del resto de la década (Beach House, Sharon Van Etten, Bat For Lashes, Angel Olsen, Melody's Echo Chamber...).


Lista de Canciones


1-    Everything Now (Arcade Fire)
2-    Grasiah (Mow)
3-   Nos Quedamos Solitos (Rosalía)
4-   Canción Total (María Arnal i Marcel Bagés)
5-   Teenage Fantasy (Jorja Smith)
6-  Fort Knox (Noel Gallagher's High Flying Birds)
7-   Permanentemente (La Bien Querida)
8-   Omnion (Hercules & Love Affair y Sharon Van Etten)
9-   Baby (Tei Shi)
10-   In Undertown (Alvvays)
11- Stay Happy (Broken Social Scene)
12- Islamabad (Los Planetas)
13- Century (Feist)
14- Have a Fight (Ed is Dead)
15- Heavenward (Wolf Alice)
16- All Things must Pass (The Jesus & Mary Chain)
17- Say Something Loving (The XX)
18- Offering (Cults)
19- The End of the World (Sharon Van Etten)
20- Slomo (Slowdive)
21- Oh oh (Shout out Louds)
22- Where your Mind wants to go (Blonde Redhead)
23- The Underside of Power (Algiers)
24- Tu Puto Grupo (Los Punsetes)
25- Friend Zone (Thundercat)
26- Cali (Ride)
27- Everyone you Meet (The Clientele)
28- The Bucket (Lali Puna)
29- Chariot (Beach House)
30- Hula Hoop 8000 (Monarchy)
31- Burn it Down (Daughter)
32- You wouldn't like me when I'm Angry (Thom Yorke)
33- Fixation (KVB)
34- For you  (Michael Mayer & Joe Goddard feat Dj Koze Mbira [Remix])
35- Strange or be Forgotten (Temples)











xoves, 16 de novembro de 2017

Tougher than the rest

Hubo un tiempo en que ponías los 40 principales y de pronto escuchabas una cara B de Everything But the Girl, uno de los grupos británicos más, por decirlo de alguna manera, "in" en lo que respecta al dance-pop noventero, de manera que si detestabas el bakalao, el italo-disco (Gigi D'Agostino y demás mierda), y demás música chunda chunda que poblaba las discotecas para adolescentes de la segunda mitad de los noventa (como era mi caso), escucharlos a ellos, a Chemical Brothers, Prodigy, y demás música electrónica británica, era un alivio, a pesar de que por aquel entonces ese tipo de grupos no eran de mis preferidos (siempre he sido más guitarrero). 

Ayer, gracias a Desorden, le eché un ojo al nuevo disco de versiones y caras B de Angel Olsen, y aunque a mí no me convenció tanto como el discazo del año pasado (obvio, el nuevo es un disco de rarezas) sí que encontré una versionaza de Tougher than the Rest de Springsteen. Desde mi punto de vista el Boss tiene un puñado de temas muy buenos, pero también es cierto que se autoplagia que da gusto y eso me aburre, aunque lo cortés no quita lo valiente. En lo que respecta a esta canción, es quizás de las más versionadas de toda su discografía por ser precisamente de las más sinceras en lo que respecta al tema principal sobre el que trata el pop y el rock; el hecho de estar enamorado o encoñado de alguien; la vida misma. De todas formas, siento decir que no puedo remediar ser un cenizo, la producción ochentera a mi modo de ver jode bastante la canción, pero aun con eso es una gran canción, junto a Brilliant Disguise de lo mejor que hizo a finales de los ochenta.

En este sentido, he de admitir que que no conocí este tema de primera mano gracias al Boss sino a esa época en la que hasta las caras B de Everything But the Girl sonaban en los 40, una época en la que me encerraba en mi cuarto para acto seguido tirarme en la cama mientras escuchaba música en un radio cassette Sanyo cutre salchichero. Por eso le tengo tanto cariño a esta canción. 

Así que bueno, esto me da pie a recuperar una sección que hace siglos que tenía olvidada, la sección de las versiones. A ver cuál os gusta más.



sábado, 7 de outubro de 2017

Yo sí que tengo miedo.

Espero que sea lo último que escriba sobre este tema, pero me da que no va a ser lo último. Desde la actuación lamentable del gobierno comienzo a observar con temor lo que está pasando por las actitudes de odio que se ven, pero no solamente del lado, digamos, unionista, sino desde el independentista, de hecho bastante grande. Decía en mi anterior entrada que me hice independentista en 3º de BUP y así fue, en base a sentir que en España solamente se podía ser español bajo un par de patrones (y en el fondo es así), pero mi estancia en Madrid me ha hecho un escéptico con todo lo que huele a independencia. En esa entrada sostuve que todos somos nacionalistas, todos tenemos patria, y negar eso es una patraña. Es decir, no soy independentista, me siento más gallego que español, como mucha gente en Galicia que incluso jamás ha votado a un partido nacionalista gallego, pero no quiero aventuras, sobre todo porque el pueblo gallego no va por ese camino, y creo que nunca lo hará, pero esa es otra historia.

Hoy desayuné viendo un tuit de un tertuliano independentista que tuiteaba con mucha inquina contra a un conseller de la Generalitat, Santi Vila, que vista la fuga de empresas de Cataluña se empieza a pensar muy en serio que eso de declarar la independencia a pelo igual no es buena idea por el momento. Ayer fue a una radio y el "tertuliano" en cuestión dijo esto


Se entiende, pero por si hay dudas dijo, "La rata traidora en Rac 1". Esto hace dos siglos sería como llamarle afrancesado, es decir, aquellos españoles que preferían que Francia gobernara España porque así traerían progreso. Al final los afrancesados se tuvieron que ir por patas de España, porque se crea el o conmigo o contra mí cuando la situación se tensa hasta límites no deseables.

Hoy por hoy acojona entrar en twitter, ya no solo porque todo dios sepa de todo, sino porque las discusiones que hay parten de maximalismos, de descalificaciones, de argumentos ad hominem, de mucha gente ingenua que solo se deja llevar por la pasión, porque no nos engañemos, todo esto va de pasiones. 

Para qué os voy a engañar, para los que creemos en una España diversa, la salida de Cataluña sería una catástrofe, se produjese como se produjese, principalmente porque todo este fervor nacionalista español iría contra los que no somos tan patriotas, y eso mete miedo, yo particularmente tengo miedo. Pero ese mismo miedo que siento yo, también lo sentirán personas que no quieren la independencia, o incluso los que la quieren, porque según me cuenta gente que vive en Cataluña se están rompiendo muchas amistades porque ahora la situación poco a poco exige situarte en un bando.

Una cosa que temo es que empiece a haber leches entre catalanes y ya se monte la de dios, porque lo que veo no me gusta una mierda. Lo cierto, y es algo que he repetido muchas veces, es que las independencias se consiguen con sangre, y eso es así, pocas cosas como la Marcha Verde acaban sin que pase nada, porque lo normal es que los estados no quieran perder un territorio. 

Desconozco qué va a pasar, cómo va a acabar todo este embrollo, sinceramente, pero tendrán que ceder ambas partes porque esto pinta cada vez más feo. Está bien enarbolar la bandera del referéndum, pero sería un suicidio declarar la independencia a pelo, a menos que seas de la CUP y quieras un país en el que emprender la revolución socialista (que oye, es legítimo, pero yo por ahí no iría) fuera de Europa. Además, un 34% de la sociedad quiere la independencia; un 7% voto que no, y un casi 60% no fue... así no se puede ir a ningún lado, no es fuerza suficiente. El Estado también tendrá que reconocer que lo que hizo el domingo fue una insensatez y sentarse a hablar, a hacer política. Todo esto se puede parar, porque esta escalada de odio solamente puede destruir. 

La verdad, tengo miedo.