venres, 10 de xullo de 2020

La frustración de cada cuatro años...

Vuelven las elecciones gallegas, vuelve un domingo de frustración viendo cómo Galicia vuelve a pegarse el enésimo tiro en el pie votando al PP, porque aquí el voto no se produce como fruto de una reflexión mesurada sino como fruto de la costumbre, y en el caso de mi provincia porque igual tu puesto de trabajo depende de ello.

Es difícil entender al gallego medio para el común del españolito medio, ¿por qué?, porque el gallego es más de matices, más filosófico, es capaz de responderte con una pregunta, y un castellano por ejemplo es una persona más de elige blanco o negro, y cuya entonación parece que nunca acaba de subir del todo. Obviamente esta argumentación está llena de estereotipos, aunque lo curioso es que los que no sois gallegos acabáis de descubrir que para nosotros el español medio es concebido como un borde (eso no significa que sea mala gente), mientras que para vosotros que un gallego sea "indeciso" es lo más normal del mundo y no habíais pensado qué pensábamos nosotros de vosotros ¡Qué paradoja! :P

En fin, había pensado en hacer un post explicando las razones por las cuales el PPdeG siempre gana en Galicia, pero sería harto complicado y como dije en el anterior post, me produce bastante bajona hablar de política a día de hoy, y ya casi me doy con un canto en los dientes si como parece el neofascismo no consigue representación. Si esto pasase, creo que seríamos la única zona de toda España en la cual no estarían en ninguna institución. Menos da una piedra.

Como soy algo masoca, intentaré hacer un resumen condensado. Será un algo un poco cutre salchichero, como yo, para que si os interesa os hagáis una idea:

Un elemento fundamental para entender el voto por este rincón del mundo es el clientelismo, y esto no es algo exclusivo de aquí, ni mucho menos, lo que pasa es que quizás como algunos nos quejamos nos hacemos más eco de ello. Así, sobre todo durante el XIX, en Europa existía lo que se llamaban las redes clientelares, las cuales consistían en el hecho de que personajes poderosos concediesen favores a gente con menos posibles para que si necesitasen que les devolviesen el favor, acudiesen en su ayuda. De hecho, la España de Cánovas y Sagasta, del "turno pacífico" se basó en gran parte en esto, aunque en general eran elecciones amañadas votase lo que votase la gente. Quizás el origen más diáfano de este hecho se rastrea mucho tiempo más atrás, ya que en época romana existía lo que se llamaba la relación Patrón-Cliente. El patrón era un patricio con dinero y prestigio que recibía cada mañana la visita de sus clientes que venían a besarle la mano e incluso a postrarse ante él. Como se sentía en deuda, el cliente se plegaba a lo que le ordenase; si este tenía que ir al foro (el centro de la ciudad) a un juicio, allá iba, e incluso si tenía convencer gente para entablar negocios o cerrar acuerdos, (también) allá iba. Uno de los hechos más curiosos es que incluso servían para difamar a alguien, de manera que lo que veis en twitter no es nada nuevo; una cuenta con muchos fallowers ataca por medio del efecto "turba", señala a otra cuenta y allí van sus followers a decirle de todo menos bonito. Lo más curioso de todo es que el término "turba" es una herencia de la terminología clientelar romana, la cual en este caso hace referencia a los clientes más humildes de los patronos romanos, los cuales podían ejercer de matones contra otros ciudadanos. 

Lógicamente, estas obligaciones podían convertirse en un verdadero coñazo para el subalterno porque podía pasarse un día empantanado sin poder disponer de su tiempo, de manera que los clientes a veces se quejaban de tener que estar todo el día con el patricio. En contraprestación para el cliente, el patricio le daba a este como recompensa alimento e incluso dinero, y de hecho en fechas como las de las Saturnales o los cumpleaños, la remuneración o el cesto con alimento podía ser más generoso (de ahí la motivación de las cestas de navidad, fiesta que ha heredado algunos elementos de la antigua Saturnalia). No obstante, si el cliente solo vivía de lo que le daba el patrón era tildado de "parásito". Por tanto, no tenía buena prensa que el cliente no tuviese una forma de vida propia.

Pues bien, en mi provincia (Ourense), el presidente de la diputación (Baltarín), heredó en cierta manera la institución de su padre (Baltar), y su manera de gobernar se basa en conceder favores a diestro y siniestro pero, "amiguiños si, pero a vaquiña polo que vale", que es una manera muy gallega de ejemplificar el "do ut des" romano (yo te doy algo si tú me das algo a cambio), de manera que cuando llegan las elecciones cogen el listín telefónico y empiezan uno por uno, "fulanito, ¿te acuerdas de quién te consiguió el empleo que tienes?, ¿verdad?, pues ya sabes lo que tienes que hacer; y cuando hayas votado, me avisas". Fruto del desgaste, este poder se ha erosoniado con los años; la población ha envejecido una salvajada porque la juventud emigra ante la falta de oportunidades (a otras partes de Galicia, cruzan el telón de grelos, emigran a Europa, etc), de manera que los que se quedan lo hacen resentidos, y poco a poco el cambio generacional va haciendo mella. Sea como fuere, la justicia nunca ha conseguido trincar al clan Baltar, y este, aunque sea en menor grado, sigue tejiendo su red de favores, lo cual explica parte de su resistencia.

En primer lugar, por tanto, se deduce que mi provincia es la base principal para que el PPdeG siga gobernando, porque sobre todo en Pontevedra y A Coruña no lo tienen tan fácil e incluso la izquierda ha llegado a conseguir más representación que Feijóo and co. En segundo lugar, otro tema a tener en cuenta es el control omnímodo de la prensa. Es decir, todas las cabeceras de las siete ciudades están subvencionadas hasta las trancas por la Xunta, ya que de lo contrario serían más que deficitarias. En general la calidad de la prensa gallega da bastante vergüenza ajena, aunque La Voz de Galicia se salvase antaño por ciertas firmas de prestigio que trabajaban en ella, pero desde que llegó Feijóo todo eso se acabó, y un periódico que si bien en sus primeras páginas siempre fue pepero a muerte, para compensarlo tenía una pluralidad de opiniones conforme ibas pasando las páginas del diario; todo eso ya forma parte del pasado, de un tiempo a esta parte las primeras páginas son iguales que las últimas, y los mamporreros de Feijóo copan todas páginas. Ahora mismo si a eso le sumamos que Radio Galega y Televisión de Galicia parecen un mitín constante de Feijóo, creo que podríamos decir que en Galicia vivimos en un NODO informativo del cual solo se salvan dos digitales y un periódico en gallego de reciente creación. De hecho, fijaos qué control de los medios quieren tener, que el digital de mayor tirada de Galicia (adverso a nuestro amigo) hasta hace poco estuvo lleno de afiliados del PP vertiendo comentarios trolls para hacerse notar...

Lo peor de todo esto es que en las últimas tres elecciones el PPdeG se había comido una leche épica dado que no gobierna ninguna de las siete ciudades y tampoco la mayor parte de las diputaciones excepto una; ¿adivináis cuál? Por supuesto, la de Ourense, pactando con el partido de un trastornado, pero de eso si tal hablaré otro día que es para mear y no echar gota... Desde ese momento, las encuestas que se habían hecho eran francamente negativas para el amigo Feijóo, pero, ¡oh, sorpresa!, de un tiempo a esta parte, ¡milagro!, San Alberto Núñez Feijóo ha convertido el agua en vino.  Por arte de magia todas, las encuestas que le eran adversar ahora le dan una victoria salvaje a pesar de tener poblaciones enteras de uñas por intentar cerrarles sus hospitales comarcales, por la privatización encubierta de servicios básicos que ahora son desastrosos, a lo que hay que sumar que durante 11 años han cerrado muchas empresas importantes y no ha hecho nada para revertir ese factor a pesar de tener competencias para hacerlo. De todas formas el verdadero milagro es que maltratando a sus votantes más fieles, los ancianos, estos le votan igual, "non sexa que veñan os comunistas e che quiten as leiras". Sí, en Galicia la gente mayor piensa mucho en clave de propiedad, por muy pequeña que sea.

Cuando ha habido protestas importantes, sencillamente para la prensa gallega no existen, es decir, no aparecen en absoluto, o como mucho tienen una pequeña columna, y en el mejor de los casos se muestran pero con una manipulación épica. De hecho, ahora mismo hay un brote importante en A Mariña, la comarca costera de Lugo, y hay más casos con COVID que cuando Feijóo reclamó suspender las elecciones en abril... Al respecto, lo mejor de todo es que La Voz de Galicia ya reproduce mensajes gubernamentales sin ni siquiera entrecomillar, es decir, ¡hace suyo el argumentario!



En fin, en qué consiste una buena manipulación, no es un mensaje directo en plan, "mata a este porque es muuu malo", es una forma de inferir cosas de manera machacona durante un tiempo prolongado como quien no quiere la cosa, como por ejemplo el rótulo de Antena 3 que indica que en un Murcia hay 70 nuevos positivos con COVID y además han llegado 9 inmigrantes sin papeles, (lo cierto es que en ese momento están diciendo dos cosas diferentes e indican las dos cifras a la vez, pero ahí queda la cosa, en la pantalla, y lo peor es que no es la primera vez que hacen cosas así...). Pues eso, con dos digitales de tirón y un periódico poco se puede hacer contra esta maquinaria, dado que además la TVG es la televisión más vista en Galicia y La Voz de Galicia con diferencia el diario más leído. Si a eso le sumamos que la prensa de izquierdas de Madrid le tira flores a Feijóo porque lo prefieren a él antes que al amago de trumpista que es Pablo Casado... Como decimos en Galicia, "¡coitados!", como no lo aclamen dudo que cruce el telón de grelos en dirección a Madrid. El tema es el siguiente; la intelectualidad de izquierdas del estado piensa que la previsible ostia del PP en Euskadi frente al éxito del rebelde Feijóo va a hacer que este último ocupe el puesto de Casado tarde o temprano. Es decir, el silencio de los Maraña, Escolar, y compañía no es inocuo. En Galicia se piensa mucho eso porque ningún sector de la prensa que apoya al gobierno ha arrimado el hombro para atacar a Feijóo durante los últimos meses, y así es muy difícil contrarrestar una maquinaria mediática del calibre del NODO informativo de Feijóo, una maquinaria casi dictatorial.

Y eso, que es todo muy triste, ¡mucho! Ser de un lugar mayoritariamente sin autoestima alguna es depresivo, como dicen que somos los gallegos algunos que viven al otro lado del telón de grelos, porque no nos entienden, aunque a veces hasta a nosotros mismos nos cueste entender a ciertos especímenes de aquí.











sábado, 13 de xuño de 2020

La belleza, ay omá.


No quería que mi siguiente post fuese uno de tantos en los que hablase de la actualidad política, porque sinceramente estoy hastiado de tanta crispación promovida por el neofascismo patrio. Al respecto ya he escrito tochos que nadie se ha leído y además escribirlos me produce bajona. Si a eso le sumamos que los cuatro gatos que me siguen ya saben cómo pienso, paso de dar más la tabarra. Además, qué coño, este es mi blog y escribo lo que me salga del nnnnervio. 

Así que bueno, se me ocurrió que podía postear sobre algo tan abstracto y tangible (paradógicamente) como la belleza; qué potito!!. La idea me surgió tras hacer click en una de las sugerencias que me ofrecía youtube un día cualquiera. Ultimamente estoy escuchando bastante música clásica y por este motivo entre los vídeos sugeridos me aparece el aria más conocida de "Los Cuentos de Hoffman" (de Offenbach), "Les oiseaux dans la charmille", en la cual Olimpia (la autómata/robot que canta la pieza) es interpretada por un portento de mujer (en todos los sentidos) llamada Patricia Janeckova, una soprano eslovaca que además de hacerlo de manera impecable la verdad es que me puso malo, malo, malo, malo, porque está que cruje. Lo gracioso es que al ver su edad me sentí un poco viejo verde porque le saco como catorce años, y en ese vídeo tiene dieciocho. 

No lo pude evitar, ¿qué hice?, obviamente buscar más vídeos de la chica en cuestión porque si bien está cañón también soy muy talibán con la música, así que ya puede venir Afrodita en persona a cantar que si no tiene talento mi curiosidad solamente duraría un rato escaso. En este sentido, es de esas extrañas bellezas que en algún momento dices, quizás no sea para tanto, pero en otros piensas todo lo contrario (como soy tan esteta, es probable que el vestuario tengan mucho que ver, porque en general tiene muy buen gusto con lo que elige), pero ciertamente posee un talento innato cantando, y me atrevería a decir que si se propusiese ser una soprano top podría llegar a ello con mucho sacrificio y esfuerzo, pero llegaría. De todas formas, por lo poco que he podido saber de ella (algo un poco difícil puesto que la mayor parte de las páginas que hablan de Patricia están escritas en eslovaco y checo) en los últimos tiempos se ha distraído un poco de la carrera operística y se ha metido incluso en musicales, así que el tiempo nos dirá hacia dónde se quiere dirigir. 

Su voz está encuadrada en lo que se denomina como coloratura (de una forma un poco simplona podría decir que es una técnica vocal en la que el intérprete puede llegar a cantar de manera rápida varias notas sin concordar siempre con las de la orquesta), de manera que las piezas que canta son sobre todo italianas (Bel Canto), barrocas, y neoclásicas, siendo una de las que más me gustaron de este último estilo. Para mi gusto aquellas piezas que requieren pausa y contención suelen ser las que indican cuándo alguien vale en esta profesión y tiene buen gusto, y el Laudate Dominum de Mozart (que hace referencia al salmo ciento diecisiete) es un ejemplo de ello ciertamente diáfano. 


La letra dice algo así como; "Adorad todos al Señor, todos los pueblos, puesto que está confirmado que ha derramado su misericordia sobre nosotros, y la verdad del señor permanece en la eternidad. Gloria al padre al hijo y al espíritu santo. Como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos". Amén (En latín: "Laudate Dominum omnes gentes, omnium populi. Quoniam confirmata est, super nos misericordia eius, et veritas Domini manet in aeternum. Gloria Patri et Filio et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio et nunc et semper et in saecula saeculorum. Amen"). 

En fin, un bellezón con mucho talento cantando una de las piezas más delicadas de la música clásica, quizás una de las más bonitas que existan, de carácter religioso, las cuales en el pasado siempre han despertado una sensibilidad fuera de lo común en autores de los cuales incluso no cabría esperar dicha sensibilidad. Pero he aquí que siempre hay alguien que te puede superar, alguien que quizás no sea tan agraciado como tú pero que tiene una técnica y un portento de voz superior, la misma que dije que Patricia podría alcanzar con esfuerzo, sacrificio, y constancia. 


Cecilia Bartoli no será tan esbelta, tan guapa, y no tendrá el gusto estético de Patricia, pero es una fuerza de la naturaleza que sí tiene el gusto de saber cantar y a la par controlar el chorro de voz que tiene cuando sea preciso. Es una absoluta friki de su profesión, siente cada nota, y en ocasiones me la imagino casi haciendo cuernos jevarras en algunas piezas muy movidas porque sus movimientos de cabeza mientras aguarda su turno para cantar parecen que la van a llevar por esos derroteros. Pero incluso cuando hace eso también estamos hablando de belleza, de belleza supina. Ambas son necesarias, pero lo que hace Cecilia transcenderá el tiempo. 


sábado, 18 de abril de 2020

En casiña forever and ever



Podría hacer aquí un drama sevillano y contar mis desventuras a la hora de salir a la calle, que ya puestos, lo único que me queda una vez que limpio todo lo que traigo es llamar a una fisioterapeuta para que me relaje los músculos, porque ni tumbándome en la cama me relajo. Así que bueno, como yo ahora mismo siento que soy muy torpe con las palabras ante esta incertidumbre ceniza que tenemos encima, pues dejo que otros se expresen por mí.

PD: Insisto, cuidaos mucho!!

























Ex aequo:




domingo, 29 de marzo de 2020

-¿Cómo pudiste meterme en esto? -Porque él me metió a mí en esto...


Qué tal andamios? Cómo andáis además de con los pies? Qué os contáis además de 1, 2, 3... Podría seguir y seguir soltando chorradas de las mías pero no tengo ganas de que os saltéis el confinamiento para venir a matarme. Y eso, queso (vale, ya paro), que, qué tal lleváis el enclaustramiento. Yo os puedo decir que en general con los años me he hecho más y más casero, aunque siempre me he largado de casa a la mínima que he rayado mucho (lo cual no es difícil), y que lo de darme grandes paseos acompañado o en soledad es una cosa que me encanta, y de hecho en lo que respecta al último caso ya hace muchos años que no me da palo hacerlo en solitario porque hasta lo disfruto. Por eso nunca hubiera pensado que salir a hacer unos jodidos recados fuese tan acojanante, porque incluso lo paso hasta mal cuando tengo que ir a la calle a hacer la compra ya que a pesar de vaya con guantes y procuro no tocar nada en el súper o en la farmacia siempre tienes miedo de cagarla, y ya no solo contagiarte, sino contagiar a los que quieres. Porque para seros sincero a mí mi muerte en el fondo me la trae al pairo, es decir, si te mueres, te mueres, y chimpún, pero lo que no quiero es contagiar a nadie. De hecho, siempre pienso que si me toca la china que me toque a mí solo, porque lo más seguro es que salga de ella, pero me da más respeto contagiar a nadie o que en el peor de los escenarios por mi culpa una persona mayor no pueda acceder a un respirador... 

En fin (Serafín, corre más un galgo que un mastín; no obstante, corren los dos bastante), en otro orden de cosas, a mucha gente le ha tocado vivir esta experiencia en casa ajena, incluso en el extranjero, muchos compañeros de piso que no se tragan estarán pegados hasta sabe dios cuándo, muchas parejas que se llevan como el culo están pasando el trago juntas, otras que empezarán a llevarse como el culo también, porque esta experiencia es como unas eternas vacaciones de verano, y que ya se sabe, si hay un mes en el que después siempre hay un pico de divorcios ese es septiembre (por lo tanto, si pasáis el trance con menos rasguños de los esperados no lo dudéis, estáis ante la persona indicada para pasar el resto de vuestra vida). Por otra parte, otro tema muy a tener en cuenta una vez que haya pasado toda esta mierda es que es altamente probable que se produzca una cosa que ya se ha indicado no pocas veces; un baby boom del copón (léanse, embarazos no deseados a punta pala, entre otras cosas). Porque sí señores, la vida siempre se abre camino, y no poca gente por lo que he podido testar y leer en las redes sociales está más salida que el pico de una mesa (casi da la sensación de que el que no ligue tendrá que explicárselo a sus allegados de alguna manera convincente). 

No sé qué decir a mayores, que espero que esteis bien y que no tengáis que lamentar ninguna desgracia, que el confinamiento implique que podáis adquirir nuevos conocimientos si podéis concentraros (a mí me está costando), y por supuesto, que esto se arregle lo antes posible. Ojalá sirva para que valoremos más la vida, a la gente que queremos, y a las pequeñas cosas del día a día. También espero que los políticos tomen nota, pero de eso no estoy tan seguro... Cuidaos mucho!!




mércores, 8 de xaneiro de 2020

Los Simpsons lo han predicho todo, joder.

Teniendo en cuenta lo veleta que ha sido, creo que no se me ocurre un mejor símil para la investidura de hoy que el siguiente:

Pedro Sánchez se sube al atril y canta la siguiente canción mientras se dirige a la bancada de la (ultra) derecha... 


Pd: Más nos vale que este gobierno salga bien o estamos jodidos... 

luns, 30 de decembro de 2019

Democracia en tiempos de ponzoña inmoral del dinero.

Por temas que no vienen a cuento he vivido intermitentemente en Inglaterra casi un año (en dos periodos), y la verdad es que desde pequeño siempre me he sentido muy cerca de su cultura y por ende me he considerado anglófilo. Me he llegado incluso a enamorar estando allá (aunque no de una inglesa), algo con lo que yo ni siquiera contaba pero en fin, ese tipo de cosas no las planificas, suceden y ya está, y basta que te digas que vas a evadirte de eso (que vas a trabajar y a centrarte) para que no puedas. Lo cierto es que me dio bastante fuerte, muchísimo, aunque ahora con el tiempo no creo en absoluto que la cosa fuese con la misma intensidad por su parte debido a su angustia vital, pero bueno, eso es otra historia y tampoco tiene ya mucho sentido comerse el tarro a estas alturas porque ya se terminó hace tiempo. Lo que quiero decir es que aquello contribuyó a que hoy en día guarde con cariño aquel tiempo que pasé allá, y eso es con lo que me quedo, con lo bonito.

Varias semanas después de las elecciones británicas no sé si con el paso del tiempo ese lugar se transformará paulatinamente en otra cosa totalmente distinta (una suerte de Singapur, dicen), alejada de Europa, de espaldas a nosotros, dirigida por un líder político mentiroso y que está por ver si no va a desmantelar el estado del bienestar para transformar a su país en una suerte de Estados Unidos o en un paraíso fiscal. Sea como fuere en ambos casos implican un sistema desregularizado en el cual al igual que en América los derechos de los trabajadores no importen una mierda, y en el que por ejemplo tendrán una sanidad que deja morir en la calle a aquella gente que no se pueda pagar un seguro médico decente. Un acercamiento al modelo americano supone eso, pero en fin, tampoco está claro que no vaya a tener contestación, aunque con mayoría absoluta durante cinco años tienes un poder omnímodo. El problema estriba en que tus promesas electorales eran otras (ahí está el tema), pero desde la victoria de Trump hemos comenzado una época caracterizada por líderes mentirosos, y lo peor es que esto parece que va a más.

En fin, durante el Brexit ha aumentado la xenofobia, el racismo, el machismo, la homofobia, y en general el odio contra todo aquello que no fuese británico. Ahora parece que las aguas se han calmado un poco, pero el partido conservador ha puesto en algunos casos a gente abiertamente racista como diputados, diputados a los cuales muchos medios de comunicación han tapado todas sus vergüenzas lanzando fake news contra sus adversarios, los laboristas. De esta manera, el programa de los laboristas pretendía desandar el camino de las privatizaciones de empresas estatales, y obviamente dicho planing ha sido visto por el dinero como una amenaza. En lo que respecta, por ejemplo, a la renacionalización de los ferrocariles puedo contar una anécdota bastante esclarecedora; uno de los miembros de mantenimiento que limpiaba la residencia en la que estaba (un tío bastante seco y poco amable, pero a la vez legal) me dijo que uno de los lujos que se permitió en su vida había sido recorrerse la isla de norte a sur en tren (os podéis imaginar que baratos no son los billetes, más bien todo lo contrario). El tema es que en Reino Unido tú puedes tener un buen sueldo, pero todo es mucho más caro que aquí y al final tu nivel de vida es una mierda salvo que obviamente seas rico.

Como había dicho el poder económico se ha visto amenazado por este tipo de planes, de manera que la prensa (incluso en cierto sentido algunos columnistas de izquierda en el Guardian o en The Independt) ha combatido a la izquierda furibundamente con trolas en periódicos, webs, y televisiones, con mierda inventada, siendo el ejemplo más flagrante el momento en el que le enseñaban en una entrevista a Boris Jonhson cómo un niño de seis años estaba tirado en el suelo con una vía y una bolsa de suero dado el colapso del hospital de Leeds... Mientras se soltaba esa bomba la prensa ha soltado cortinas de humo y acusando a los laboristas de una falsa agresión. Ese ha sido el nivel de la campaña.

El tema es que esa gente, los Trump y los Jonhson que hay en cada país de occidente poco a poco están contaminando todo el debate político, deshaciendo consensos a los que habíamos llegado después de la II Guerra Mundial, como la existencia de instituciones internacionales para que principalmente no se produjesen guerras. Una suerte de neofacismo está creciendo, y quizás el país que se lleve la palma es Italia, donde hace poco tiempo una encuesta de una institución respetada en Europa decía que un 48% de la población quería abiertamente una dictadura... la situación allá ha llegado a tal punto que amenazan masivamente a una anciana que ha vivido el Holocausto por ser judía, y en consecuencia necesita protección policial diaria... Lo dicho, lo de Italia me da pavor, y es el lugar en el cual más se inspiran la ponzoña humana que tenemos aquí y que ni siquiera quiero nombrar. 

Estamos en una guerra contra-cultural en toda regla, y coincide en parte con el fin de la hegemonía americana (o con el inicio del declive de la misma) y con el auge sobre todo de China, un país que nominalmente es comunista pero que igual en ciertos aspectos es más capitalista que otra cosa. El problema estriba en que ese país es una dictadura, y que si la democracia era la forma de gobierno principal en todo occidente y en el mundo en general durante este último siglo se debía a que Estados Unidos era la potencia mundial más importante, es decir, su influencia motivaba que el resto de los países persistieran o se adhirieran al sistema democrático. Teniendo el ejemplo de China y su situación de poder en el mundo, hoy en día somos conscientes de que esta gente si se hacen con el liderazgo mundial motivarán que la democracia no sea respetada porque a ellos les va bien sin serlo, es decir, esa es la imagen que quieren transmitir, a pesar de los campos secretos de reeducación y la represión existente contra los disidentes...

Así, si hoy en día sabemos que el comunismo no es igual a democracia también somos conscientes que el capitalismo en cualquiera de sus formas tampoco lo es necesariamente... En este sentido, el principal problema es que los Salvini, Trump, y Jonhson de turno, demoniza, deshumanizan a todo el que no piense como ellos y menoscaban las reglas de los parlamentos cuando les impiden actuar como a ellos les venga en gana. Es un juego peligroso que veo con bastante preocupación. Aquí sin ir más lejos la derecha desacredita a más de 30 diputados porque no son españolistas y porque tienen otra idea de lo que es su nación, cuando los abiertamente fascistas en la práctica proponen cargarse la constitución al desmantelar las autonomías... Si en Reino Unido el tema que ha hecho lobotomizar a posiciones autoritarias a la derecha ha sido el Brexit, aquí ha sido Cataluña, y muchos lo temimos hace dos años; es decir, que los trogloditas salieran en tromba de sus madrigueras aprovechando la coyuntura, y así ha pasado por desgracia. 

Decía Mark Twain que la historia no se repite, pero rima. Eso fue lo que les dije a unos alumnos que tuve de 1º de bachillerato en mis prácticas sobre el nazismo y el fascismo, y recuerdo que precisamente la chica de la que os hablaba me decía vehementemente que me callara y que estaba obsesionado con el tema, porque precisamente estaba viendo el inicio de la deriva en la que ahora estamos (en muchas cosas la escuchaba y le daba la razón, en otras estaba claro que por ignorancia patinaba bastante). Ese tipo de reacción es muy de gente que no tiene interés en la historia y que debido a ello no tiene perspectiva del pasado, pero da igual, el jodío muchas veces vuelve como un boomerang seamos conscientes o no de él. De todas formas no creo que que vuelva a suceder otro Aushwitz a priori, pero quizás a la larga puedan pasar otras cosas monstruosas si esta gente utiliza la tecnología para lavarnos el cerebro y controlarnos de una manera extrema (ahora solamente lo hacen de manera light), porque algunas actitudes semejantes a las de los año 30 se están produciendo, pero de momento a pesar de la polarización prima el sentido común.

Precisamente además del racismo, la xenofobia, y la homofobia, otra típica tara de los movimientos autoritarios es su ataque a los intelectuales, contra la gente que enarbola los matices como un punto fundamental del pensamiento porque va contra la brocha gorda, contra los nacionalistas exacerbados (patriotas, se hacen llamar). Ahora, además de ellos tenemos que sumar el ataque a los científicos (principalmente a los que trabajan contra el cambio climático, aunque también haya algún lerdo de izquierda que ataca a las vacunas, todo sea dicho de paso). Como decía, es una guerra contra-cultural para cambiar occidente, está claro, y nos va a tocar remangarnos y meternos en el fango aunque no queramos, (bueno, eso en el que caso de que no nos dejemos llevar y no deseemos vivir subyugados por gente con un pensamiento místico-fanático). Por tanto, este es un momento muy triste, porque los valores del mundo en el que crecí están siendo atacados por fanáticos y estoy viendo cómo el poder económico y parte de los medios (en España en mi opinión en la parte informativa Antena 3 de manera clara, y en lo que respecta a prensa escrita los medios de la derecha en mayor o menor medida, salvo El Confidencial), les ríen las gracias. Viendo así el futuro uno se pregunta si merece la pena traer a un niño a este mundo a que sufra, la verdad. Yo no lo tengo nada claro.

La crisis de hace más de diez años parece que se manifiesta políticamente ahora en toda su crudeza, es decir, sus efectos más fulminantes aparecen en forma de monstruo iliberal; una clase media que ya no es tan clase media, una sociedad que ve con envidia a un funcionario como un privilegiado porque tiene un sueldo digno, millonarios que se hacen más ricos durante la crisis y acentúan la desigualdad porque mientras tanto los pobres son más pobres, patronales que piden retorcer más los convenios y claman al cielo contra la subida del salario mínimo porque dicen que resta competitividad, la amenaza de la robotización que quita millones de puestos de trabajo, lo que se hace en Shangai se hace el triple de barato que lo que se puede hacer en Santander... estos son solo algunos de los síntomas de la crisis existente del mundo en el que crecimos. Por desgracia este no va a volver, se acerca otro tipo de sociedad porque estamos dentro de una nueva revolución industrial, y a diferencia de la primera o la segunda parece que la democracia va a ser algo a defender ante esta horda de orcos de Mordor, y solo en Europa podremos hacerlo. De todas formas, por desgracia la victoria no está en absoluto garantizada y poniéndonos en uno de los escenarios posibles quizás nos podremos consolar con no vivir en lo que nos queda de vida la derrota total de la libertad.

La gente tiene miedo, la gente pierde poder adquisitivo, y resulta que los que apoyan a partidos que fomentan la desigualdad enarbolan la banderita para tapar sus vergüenzas y nublar el razocinio.  De hecho, ahora incluso alguno carga contra la UE porque es un ente transnacional con unos estándares de democracia y bienestar (entre ellos la sanidad pública) con el que los amigos de Trump no comulgan, porque representa un conjunto de varias naciones que tiene mecanismos para regular a las multinacionales. Lo curioso es que hace poco escuché en una entrevista a un profesor americano que investiga sobre el tema del neofacismo decir que la costra casposa que ha surgido aquí y allá no es más que un plan de las multinacionales (sobre todo las tecnológicas) más importantes para controlar e influir en el mundo, y cuanta menos regulación exista mejor, cuantos más países pequeños y divididos mejor, y que la UE les molesta mucho no, lo siguiente, y que en definitiva nuestros Cromagnones verdes no son más que una franquicia de esa embestida iliberal que en cada país adquiere unas peculiaridades determinadas (como la Coca Cola, por ejemplo).

De ser cierto este razonamiento lo que me ha quedado claro es que si la ponzoña más abyecta que hay en este país carga abiertamente contra la UE es porque es algo bueno, y ellos representan todo lo contrario a lo bueno. De todas formas el problema más acuciante al que nos enfrentaremos dentro quizás de un futuro no muy lejano será que el populismo neofascista le venda la moto de garantizarle mentirosamente al currito medio un mayor poder adquisitivo dentro de una dictadura, por tanto implicando este razonamiento su aversión al sistema democrático. Si la situación económica se extrema y la gente se polariza todavía más ¿Qué crees que escogerán? Me temo que esa va a ser la batalla que habrá que luchar a medio largo plazo. El razonamiento que esgrimirán (ahora de tapadillo y tiempo después sin complejos) será el siguiente: "la democracia es muy compleja, enmaraña todo, no permite progresar por culpa de los burócratas"... vamos, un viva ssspaña, y todo arreglado.

Las etapas en la vida suelen ser pendulares, y en estos momentos parece que nos está tocando la parte chunga del movimiento del péndulo. ¿Cuánto durará? ¿Se puede parar esto? ¿Estamos a tiempo? ¿Empeorará? ¿No te pasas de pesimista? No tengo una bola mágica con la que ver el futuro porque este es el modus operandi de todo lo humano, con todas las disciplinas que trabajan en relación con las acciones del hombre; pueden establecer patrones de comportamiento, pueden ayudar a comprender cómo actuamos, pero somos poliédricos y es imposible predecir con exactitud qué va a pasar. Por ejemplo, las palabras son complejas, pueden ser descriptivas, pero a veces hay términos que no se pueden traducir de una lengua a otra, y en otras ocasiones nos quedamos "sin palabras", porque no es fácil reproducir con ellas un pensamiento demasiado intenso. En fin, en matemáticas 2+2 son 4, pero en todo lo relacionado con el hombre no. Para bien o para mal por algo hablamos con palabras y no con ecuaciones matemáticas, porque somos más que complejos y ahí es donde reside nuestra grandeza y nuestra miseria.

Quizás si hemos llegado aquí ha sido porque hemos dado por hecho que caminábamos inexorablemente hacia el progreso y que todo iba a salir bien por pura inercia, pero que la mayor parte de la población no tenga ni puñetera idea de cómo funciona la democracia es un error instalado en una parte nada desdeñable de la misma, y eso es un fallo fatal. No saber cómo hemos llegado aquí después de haber superado regímenes monárquicos absolutistas y dictaduras militares, tiene como consecuencia esto; una amnesia colectiva que nos hace retroceder hacia posiciones anteriores a la ilustración, ilustración que estos Homo Erectus se permiten atacar porque dicen que era francesa, y por tanto antiespañola... En fin, retroceder a veces está bien cuando implica que vayas a coger impulso, el problema estriba en  que si durante el tiempo que nos quede de vida llegaremos a ver dicho impulso...

Ojalá mi ex tuviera razón y ahora mismo estos párrafos solamente fueran una exageración, nunca he deseado equivocarme tanto.

martes, 29 de outubro de 2019

Si cada uno en casa tiene la bolsa de las bolsas del súper (a.k.a. la bolsa suprema), esta es la lista de mis listas (de la década).


A lo tonto a lo tonto llevo casi 10 años escribiendo por aquí... o_O Al final con tantas canciones acumuladas en tantos posts y listas había ejemplos de sobra para hacer no una lista, sino La Lista, la de la década. En fin, he puesto 20 de casi 100 (realmente son 20+1 porque la de Best Coast no está en espotifaaaiii apaña y es ex aequo, pero estaría en el top 3 de haberla podido poner, seguro), un buen número, haberlas puesto todas habría sido un coñazo y tampoco creo que nadie le hubiese prestado atención a una entrada tan kilométrica (bueno, si es que hay alguien que siga ojeando este blog). Alguna que me toca la fibra sensible reconozco que se me ha colado, pero en fin, sea como fuere me gustan mucho todas.

Estas que pongo aquí sí que están ordenadas por orden de preferencia, mientras las que veis en la lista de espotifaaaiii a partir de la 21 están al túntún (qué queréis que os diga, me daba pereza ordenar casi 100 canciones). Pues eso, queso, a ver si os gusta alguna:

[Ex Aequo] When I'm with you (Best Coast)



1. The Greatest Light is the Greatest Shade (The Joy Formidable).




2. Gun Has no Trigger (Dirty Projectors).




3. Window (HVOB).




4. Sprawl II (Arcade Fire).




5. I can hardly make you mine (Cults).




6. Gathering of ancient Tribes (Goat).





7. Under the Pressure (The War on Drugs).




8. Blank Space (Taylor Swift).





9. Hiding Tonight (Alex Tuner).




10. Chateau Lobby (Father John Misty).




11. Archie, Marry Me (Alvvays).





12. Swingin' Party (Kindness).




13. Losing you (Solange).




14. Teenage Fantasy (Jorja Smith).




15. Ellas se burlaron de mi magia (Triángulo de Amor Bizarro).




16. Devolverte (Jero Romero).




17. To my Love (Bomba Estéreo).




19. Rest your head (Bat for Lashes).




20. The Number 4 (Khruangbin).