lunes, 1 de abril de 2013

¿Qué me hace ser agnóstico? Pues cosas como ésta...


Esta semana santa parece que las televisiones se han volcado como nunca por programar peplums, aunque han fallado más que una escopeta de feria con eso de poner Gladiator, Espartaco (un telefim cutre salchichero de hace pocos años, no el peliculón de Kubrick) y Ágora. ¿Por qué? Con respecto a la primera película porque no se nombra a los cristianos en ningún momento, en el segundo caso porque Espartaco vivió antes de que naciera cristo, y en el último porque pone a parir, con razón, a los cristianos de Alejandría. Pero en fin, mejor que hubierais visto cualquiera de estas películas, menos la segunda bastante decentillas (sobre todo la última), porque lo que es el pestiño de la serie de la Biblia pues... vamos que es digno de los fundamentalistas protestantes yankis. Un uno le he cascado en filmaffinity.

Yo trabajo sobre la época en la que el cristianismo comienza a ser tolerado en el Imperio Romano, a la par que el paganismo comienza a ser perseguido. Durante el siglo IV d.c. el cristianismo comenzó una rápida carrera por denigrar y desprestigiar al paganismo, que lejos de lo que muchos podáis pensar tenía poco de sexo drogas y rock & roll, algo reducido a algunos cultos muy concretos, no siendo aceptado por todos los paganos; había muchas prácticas paganas que predicaban la castidad, la fidelidad conyugal, y un recto comportamiento en general, poco diferente en muchos rasgos con el cristianismo. Para colmo, con el paso del tiempo los paganos fueron creyendo en un dios omnipotente, que o bien se manifestaba de muchas formas (Hércules, Hermes, Sol...) o bien simplemente era concebido como una deidad principal que gobierna sobre el resto de los dioses, los cuales son calificados de menores. Otro rasgo interesante fue la extensión de la creencia en el más allá.

A pesar de todas estas semejanzas, muchos "santos" cristianos atacaron a respetables sacerdotes paganos calificándolos de todo meno de guapos... Un ejemplo de todo esto es la poco honorable campaña que "San" Jerónimo hizo en contra de Vetio Agorio Pretextato, un senador pagano alabado por la unanimidad de los paganos de la época como persona recta y honorable, además de devoto de los dioses hasta decir basta. Ocupó todos los cargos religiosos y políticos de su época con honores, de hecho siendo preafecto de Roma, algo semejante a ser alcalde, restauró todos los templos paganos que pudo y dignificó las áreas circundantes a los mismos destruyendo las construcciones adyacentes. Los emperadores, a pesar de ya ser cristianos le tuvieron en alta estima.

Hoy en día conocemos muchas cosas sobre él, en parte, gracias a un largo epitafio dedicado por su esposa, Paulina, con motivo de su muerte; quizás uno de los textos romanos más bonitos que existen. Os pongo un trozo;

Con la bondad de tu enseñanza, compañero, me has arrancado pura y santa de los brazos de la muerte, ¿Quién si no  me ha conducido a los templos y me ha hecho sierva de los dioses? A tu vista he sido yo iniciada en todos los misterios, tierno compañero que me honró con sangre de toro, me bautizó como sacerdotisa de Cibeles y Attis, me preparó para los ritos de  la Ceres griega; y me enseñó los secretos oscuros de la trina Hécate.     

Hoy de motu propio todos me elogiais; porque él hizo que mi nombre sea conocido por todo el orbe, Yo,  la que una vez fui desconocida [ante los ojos de los dioses]. ¿Cómo no iba mi esposo a merecer el aplauso? Las matronas de Roma me miran como paradigma, pidiendo que sus hijos sean apuestos pensando en ti. Muchos hombres y mujeres son insignes desde antiguo gracias a tus enseñanzas.  

Ahora todas estas cosas se han ido, y yo, tu esposa, me consumo de dolor muy a mi pesar. Yo habría sido bendecida si los dioses me hubieran concedido la muerte antes. No obstante, amado, también soy bendecida, porque vuestra soy, era, y después de la muerte seré.

Jerónimo, bien por celos, bien como táctica para seguir atacando a los paganos escribió poco tiempo después, a propósito de la muerte de una devota cristiana:

El que pocos días antes iba precedido de los más altos dignatarios, el que subía a la ciudadela del Capitolio (…), ahora se ha quedado solo y desnudo y mora, no como su mujer infortunada se imagina, en un palacio en la vía láctea, sino entre inmundicias y tinieblas.

El "santo" no podía tolerar otra forma de piedad que no fuera la cristiana, a pesar de que las creencias paganas se asemejaran en ciertos rasgos a las suyas. La intolerancia de Jerónimo para con los paganos, se puede ver resumida en un cuadro pintado por Zurbarán. En él vemos la representación de un sueño del "santo" en el cual era flajelado por los ángeles por deleitarse leyendo a los clásicos griegos y romanos, y no solamente literatura cristiana, ante la mirada de Cristo.


Como veis, no fueron los bárbaros los que se cargaron a la cultura clásica. En fin, que cada uno saque sus propias conclusiones.

3 comentarios:

Pio dijo...

Yeahh por post para comentar parrafadas!! (después de que el pc se bloqueara)
Ey! Espartaco es un peliculón!! pero la antigua, claro jejeje eso si he sido una de tantas que al final ha visto alguna de la biblia XD
Creo que te lo he dicho alguna vez, que las religiones han sido la avanzadilla de la colonización, sea cual sea.
Lo del cristianoes que tela marineraaaaaa. No sabía lo de San Jerómino, todo gira entre el poder y la inocencia de la gente, el miedo y la habilidad de jugar con ello. Leí hace mucho sobre el cisma del imperio, y en resumidas cuentas los emperadores no supieron llevar bien el hambre de sus ciudadanos y eso el cristanismo se aprovecho mucho mucho.

Bueno eso, que seguro que tú sabes mucho jejejej

Besetss

Cé. dijo...

Agora (L)
Yo creo que el problema del cristianismo, como el de tantas otras cosas y personas, es lo radical que es. Que pretenden imponer sus creencias y sus verdades desprestigiando a las otras. Y esto no es más que un síntoma de que realmente es una incertidumbre. Nadie puede asegurar que Dios exista, y por eso obligar a la gente a creer en él sin plantearse nada más hace las cosas fáciles (o así debían pensar sobre todo antiguamente, por suerte ahora vivimos en otra época).
No me parece mal que haya quien crea en todas esas cosas, quien necesite creerlas o quien elija apoyarse ahí para olvidar un poco las cosas malas del mundo. Al fin y al cabo cada uno encuentra sus respuestas y sus motivaciones en sus lugares diferentes. Lo que no es normal es querer controlar, y ahí es donde cae la iglesia.
En cuanto a la programación de Semana Santa... supongo que cada vez irá habiendo menos cosas relacionadas. La serie de la Bilbia no la he visto, pero oye, me parece interesante, quizás algún día me lo planteé - A mi La pasión de Cristo, como historia de ficción, me gusta-.
También en favor de la religión, o en contra de la gente, he de decir que el mundo está lleno de hipócritas. Que mucha gente se queja de la Iglesia etc. etc. pero bien que luego bautizan a sus hijos, hacen que comulguen por los regalitos y el vestido blanco y se casan también de blanco y por la iglesia porque queda más bonito. Pues que se jodan y se traguen la programación de Semana Santa.

NaoBerlin dijo...

Problemas ordenadoriles (me encanta el palabro que me acabo de inventar) tell me, tell me, que yo podría escribir una tesis paralela a la que escribo sobre eso; o por lo menos me daría para un libro xD

Espartaco es de mis películas favoritas de todos los tiempos, y una de las tres mejores de Kubrick aunque él y los fanáticos de Kubrick (aunque yo diría que es el mejor director de todos los que conozco) reniegan de ella (Por ejemplo, he visto un porrón de veces La Naranja Mecánica, creo que 8 y la última antes de ayer, y a pesar de ser buena está sobrevalorada si la comparamos con otras).

El problema del cristianismo y el paganismo (es un tema que se está estudiando ahora decentemente, y para mí es uno de los puntos claves de nuestra civilización, porque ha definido cómo es ahora), es que mientras el paganismo no busca una ortodoxia, el cristianismo sí. El querer convertir a la gente, genera un conflicto que antes no existía; y a mí eso me parece fascinante, aunque chungo...

Respecto a lo del hambre, sí, las racias de los bagaudas no dejaban de ser unas racias populares porque los pobres no podían pagar impuestos. Ahora se sabe que también atacaban a los monjes, por querer que abandonaran a sus dioses ancestrales... Es complicadísimo decir por qué triunfó el cristianismo, pero fueron muchos factores.

Cé eso es cierto, pero aunque el pensamiento más racionalista del mundo intente demostrar que Dios existe (Kant por ejemplo) o no, no van a evitar jamás las religiones existan, que existan por los siglos de los siglos, como lo llevan haciendo desde hace milenios. ¿Por qué? Pues creo que es más complejo que por míticas preguntas ¿Quienes somos? ¿De dónde venimos? Mucha gente antes de morirse de pronto se vuelve creyente.

Yo creo que la gente aunque sea atea o agnóstica tiene que saber cosas sobre el cristianismo y la biblia, porque es cultura, y porque nuestra cultura existe porque se fundamentó en el cristianismo. Si no se tienen unos mínimos, nunca se podrá entender el arte, por ejemplo, y muchas más cosas.

En cuanto al último punto, la tradición pesa más que otra cosa. El hombre es un animal de costumbres. Galicia es un lugar fuertemente pagano hoy en día, a la gente le importa un bledo dios en realidad, se reza al san benitiño de lerez porque es más milagreiro que el de paredes, y los de paredes obviamente se pican... Al final, las cosas no cambian tan rápido como nosotros pensamos.