miércoles, 29 de septiembre de 2010

Eterno Retorno I: El Eterno Retorno




Buenas madrugadas.

Ante todo me sorprende la fidelidad que algunos mostráis por este cutre blog, para algo está el feedjit, aunque también puede ser que os aburráis mucho, pero lo voy a flipar por un momento si me lo permitís. He estado perfilando mi primer artículo, y hoy por fin lo he entregado después de que mi ordenador hiciera plof dos días antes de la entrega: lo he revisado mil veces, he comprobado las citas otras mil, corregí todos los errores que tenía en cuanto a la bibliografía porque ya se sabe que en este tipo de ambientes te piden unas pijadas bastante curiosas, he intentado realizar un discurso coherente y sencillo… y por fin hoy c’est finie.

A todo esto gracias a los señores Putto y Alfrodo por hospedarme y aguantarme en sus respectivas moradas, unos asiduos visitantes de este mí blog por cierto. A ver si el primero comenta alguna chorrada alguna vez, jodío :P

En fin post rayada, o eso pienso yo, había prometido. Aquí lo tenéis:

Nuestra mente cristiana concibe el tiempo de manera lineal, y así creyentes, ateos, agnósticos, todos concebimos nuestra vida como una progresión. Se podría resumir de esta manera: naces, creces, te reproduces, y mueres, al igual que ese mítico anuncio de cuando era pequeño.

Es decir, no hay más, no dependemos de nada más, el cristiano concibe su vida como un ente aislado de la naturaleza, como un elemento que se vale de sí mismo, ya que su estancia en la tierra es temporal. Cualquier religión piensa en el hombre como el elemento fundamental de la creación, pero sin lugar a dudas ese, llamémoslo así, egoísmo no es tan acusado como en el caso de las religiones semíticas. Valga como ejemplo la rueda de las reencarnaciones budista o hinduista; el nacer humano es un privilegio de vidas anteriores, tratar con desprecio al resto de los seres que conforman la creación conllevaría bajar un escalafón en la siguiente reencarnación, es decir convertirse en otro animal, planto o insecto.

Antes de nada ¿por qué digo en el mundo cristiano? Lo queramos o no, formamos parte de una cultura cristiana, y nos hemos educado en ella. Por tanto esto conforma un sistema cultural propio, con matices dependiendo de las zonas geográficas pero un sistema a fin de cuentas.

¿Por qué el cristianismo concibe el tiempo de manera lineal? Básicamente por la venida de Cristo, el final de los tiempos, el triunfo de Jesús sobre las tinieblas, el juicio final que discernirá entre buenos y malos, y todas esas cosas que ya sabéis muy bien.

Lo más curioso de todo, es que dentro de nuestra cultura lineal algún pensador se saca de la manga el mito del eterno retorno. Por ejemplo Milan Kundera en la Insoportable Levedad del ser; me gusto leer aquel libro, es de los pocos que puedo decir que seguramente vuelva a leer por la cantidad de conceptos e ideas que condensa en cada página. Peeeeeeeeeeeeero, siempre hay un pero, desde mi punto de vista el bueno de Milan comete un error garrafal al final del libro: dice que el tiempo el lineal, ¿en qué quedamos? Digamos que reelaboró el mito de una manera interesante, aplicándolo a la vida de las personas, pero entonces es el mito del eterno retorno de Milan Kundera, no el mito del eterno retorno.

¿Y qué mierda es eso del mito del eterno retorno? Intentaré explicarlo de manera sencilla, porque la verdad pienso que los investigadores de nuestra época tampoco están seguros al cien por cien de su significado exacto.

Cuanta el mito de los orígenes fenicios, estamos hablando de la antigüedad pagana, que los acontecimientos se repiten una y otra vez; todo ocurre siempre de la misma manera, de la misma forma, una y otra vez, una y otra vez. Como la serpiente que cambia de piel una y otra vez para volver a estar en su estado actual, el mundo se regenera una y otra vez de manera exacta. Para los fenicio/sirios, de hecho, era una serpiente sobrenatural de fuego quien regeneraba el mundo.

Coincide con el mito del ave fénix: cada 500 años este ave de fuego regresaba a Heliopolis, Egipto, a su antiguo nido a morir y regenerarse otra vez gracias a las hierbas aromáticas de su nido primigenio. Este proceso dura eternamente. Por cierto, como veis el fuego es un elemento regenerador y destructor, al igual que la serpiente.

Este fatalismo, concuerda totalmente con la religión a los astros que tanto predominó en el mundo helenístico y romano, y que en gran parte provenía de Mesopotamia, aunque fue en Alejandría donde cobró forma definitiva; de todas formas, Alejandría no era una ciudad egipcia, era el crisol cultural por antonomasia del mundo helenístico y romano.

Todo está en las estrellas, la conjunción de los astros natalicios marcan el carácter de una persona, sus actos buenos o malos a lo largo de toda su vida; por tanto realmente no hay ningún tipo de culpa, ya que todo está escrito desde un principio, el ser humano sólo es un muñeco en las manos del destino.

También Aristóteles consideraba que todos los seres volvían al primer motor, una especie de dios del que todo nacía, y ya antes su maestro Platón consideraba que las almas, corrompidas por la materia del cuerpo, volvían a su patria: el mundo de las ideas. Por tanto, estamos hablando de estructuras circulares.

En fin vamos a dejarlo hoy por aquí, porque de lo contrario este post va a ser kilométrico, aunque realmente ya lo es, y no va a tener mucho sentido.
Si no comentáis o habláis de algo que no tiene que ver, entenderé que os la pela bastante; no obstante habrá segunda parte xD. El círculo.

Ya que hablamos de cosas circulares, creo que la que podría considerar como mi canción favorita de J y compañía puede decir algo al respecto. Buenas noches.

8 comentarios:

dEsoRdeN dijo...

Qué temazo!! (la canción, digo; hoy tenía la cabeza algo espesa para un texto tan denso... :S)

NaoBerlin dijo...

JAJAJAJAJA, no te preocupes hombre. Necesitaba soltar esto, ya se que da pereza xD

Tani dijo...

Ese desorden de todo se queja, peor sí, estaba denso el texto, jejeje.

Oye, así que Alfrodo si existe y es tu amigazo? Genial! tiene blog?

Y bueno, mi opinio sobre el eterno retorno me la reservo, haré un post sobre ella algun día, de hecho ese iba a ser mi post de aniversario, justo explicando porque tomé el nombre de esta obra de kundera,

Un besote, adorado

NaoBerlin dijo...

Jajaja, ya sabía yo que ibas a comentar algo al respecto. Sí, la verdad es que es un mito fenicio, pero en general todas las sociedades de la edad antigua, mundo mediterraneo y atlántico europeo y del norte de áfrica en general, lo adoptaron. No se explicaban el origen de las cosas porque todo siempre se repite. Kundera lo adoptó a su manera. Me gusto mucho el libro de todas formas.

bicos.

Alfrodo dijo...

La primera vez que se pone en duda mi existencia jajajaja.

NaoBerlin dijo...

Coño, esto de no tener internet hace que uno lea los mensajes a todo trapo. Alfrodo existe, claro que existe, y blog tienes uno nuevo no??? publicítalo leñe xD Por cierto ya cruzaste el estrecho????? Que conste que esto no va con segundas ;)

Alfrodo dijo...

Blog : alfrodo.tumblr.com

Sep, crucé el estrecho. Quisieron que fuera su rey, pero a mi manera "Ya soy Rey"

mae dijo...

el eterno retorno en la vida cristiana explica tambien la natraleza elitista, la obsesion por acaparar, su supuesta conciencia contaminada por el amor al status quo que ha invadido la elite politica imperante y no sabe dar respuestas a problemas transgeneracionales como la movilidad social, la educacion, y la representacion en los sistemas democraticos. su enfermedad es al reloj, derridianamente y pacificamente buscaremos una loteria de enunciados que nos de la estrategia.