martes, 16 de julio de 2013

I'm not living, I'm just killing time...

No me puedo creer que hayan pasado ya diez años de aquel 16 de julio de 2003, os digo de verdad que no me lo puedo creer... aquel día sinceramente, fue uno de los más importantes de mi vida, uno de esos que te marcan y no solamente porque vayas a ver a tu grupo favorito, o a uno de ellos mejor dicho, no, fue por algo mucho más importante que aquello.

Recuerdo haberme enterado en los ordenadores de mi facultad en Santiago de la noticia; Radiohead actuarían en Las Ventas en una única fecha ya no solo en España, sino toda la península. De aquellas mi colega Fresne (se parece a un antiguo jugador del Atlético de Madrid, Roberto Fresnedoso) era mi compañero de frikismo extremo musical, íbamos a la Nao Berlin y nos lo pasábamos de puta madre con otra gente que conocíamos. Aunque él siempre ha sido más del rollo Fatboy Slim, Chemical Brothers, Massive Attack, o los Primal Scream más electrónicos, le dije que el concierto de Radiohead le iba a flipar (y de hecho así fue). Y no sé cómo, le convencí. Pero aún con todo, en sus momentos de dudas, yo me dije a mí mismo, y a él después, que aunque él no fuese iría de todas todas. Así que me fui a la extinta tienda de Tipo en Santiago, que era dónde vendían las entradas por allá, y nada, la compré. Cuando el dueño la imprimió y me la dio en la mano, me empezó a temblar ligeramente el cuerpo, fue algo no sé... El hecho de que hubiera comprado la entrada fue lo que convenció a mi colega de comprar la suya a su vez, mi determinación supongo que fue la clave. (recuerdo una vez que hablamos sobre cómo llegamos a ir, y de lo que opinaba sobre Radiohead ahora que los conocía más, y me dijo; "eres un cabrón, tienes un gusto cojonudo para la la música". Yo lo dije que no sabia si lo tenía, pero que era mi gusto xD El la verdad es que sí que tiene muy buen gusto musical, el jodío, bajo mi punto de vista)

Por aquellas estaba acabando segundo de carrera, era un pipiolo, una de las personas más despistadas y empanadas que os podáis imaginar, vivía en mi mundo, completamente. Hacia el final de COU me empecé a interesar más por Radiohead, por aquella melancolía que materializaba en canciones cosas que yo era incapaz de describir pero que sentía... y no solo melancolía, también otro tipo de emociones. Pero lo que más me impactaba era la fuerza que tenían ciertos temas que poseían una melodía preciosa pero que a su vez tenían una letra ciertamente triste, como Nice Dream o No Surprises, dos canciones con las que me obsesioné de manera increíble. En parte así es la vida, tiene una letra triste, pero una melodía preciosa para compensarla. ¿Dónde habían estado esas canciones toda mi vida? Aquello derivó en tener la determinación certera de que no saldría con ninguna tía que no le gustara Radiohead (recuerdo una vez a una chica con la que estuve ligando al principio de aquel curso, que le había preguntado si le gustaba Radiohead, y me dijo "Muchísimo, y además Thom Yorke me pone muchísimo"... excluyendo la última parte que me la traía al pairo le dije "Dónde has estado toda mi vida???? xD) o que no le pudiera llegar a gustar; era imposible que pudiera tener nada que ver con nadie sin que sintiera algo parecido a lo que yo sentía... Aunque ya no soy tan talibán, sí que sigo creyendo que si conoces a una chica con un gusto similar al tuyo y te gusta, no lo dudes.

Huelga decir que yo estaba muy perdido, pero esos chavales de Oxford en cierto grado hicieron que comenzara a despertar, a abrirme a cierto tipo de temáticas que jamás hubiera pensado (a pesar de estar triste muchas veces me mostraba alegre, porque no me salía estar triste con los demás), a ser más sincero conmigo mismo, y a conocer más música, muchísima música interesante.

Bueno, dicho todo este melodrama, la cuestión es que el mismo día del concierto nos pillamos un autobús mi colega y yo, cagados un poco de miedo porque íbamos a la "gran ciudad", dos chavalitos de Ourense... allá fuimos con temor a ver si nos perdíamos (menudos dos empanados que eramos además...), llegamos, nos acercamos en metro a la plaza de toros, fuimos al Día a pillar bebida para hacer kalimotxo en un parque cercano, en mi caso por primera vez en años después de haberme sentado fatal un día de verano de hacia varios años (pero supongo que el hecho de estar tan feliz pudo con todo y mi estómago pasó por el aro), y después entramos dentro, hacia las seis. Se veía en la cara de la gente la emoción, me paraba con mucha gente a hablar y todos estaban como yo, que no se creían que los íbamos a ver. A pesar de que Low hicieron de teloneros de puta madre, todo el mundo estaba deseando que acabaran. Eso sí, con el calor que hacía la gente tiraba cerveza así alegremente para refrescar... también me acuerdo de una pelota de playa enorme que fue rulando de mano en mano. La espera fue tensa, pero divertida.

Acabado el concierto de Low la espera se hizo más y más larga... hasta que de pronto aparecen ellos, con dos tambores adicionales los dos guitarristas, y en esto que comienzan los primeros acordes de There There... la gente empezó a chillar como posesa, yo incluido, y allí estaban en carne y hueso, sonriendo ante tal efusivo recibimiento. Comienza la canción de manera potente, avanzaba, avanzaba, hasta que llegó la parte en la que decía aquello de "Why so green, and lonely? Heaven sent you to me, to me, to me...", y cuando comienza el break que cambia el ritmo me sorprendió un fogonazo de luz. Cuando me quise dar cuenta, todo dios estaba votando como auténticos posesos (se me olvidó decir que estaba en la arena), y cuando reaccioné me puse a votar también gritando entre alguna lagrima de alegría "We are accidents, wating, wating, TO HAPPEN!!!!". Catarsis pura y dura, oigan...


Sinceramente, si tuviera que escoger diez momentos de mi vida, éste sería uno de ellos. Jamás pensé que algo que sentía tan mío, solo mío, como si nadie me entendiera, fuera compartido con tanta pasión por tanta gente; todavía me estremece cuando lo recuerdo, aunque esbozando una sonrisa de oreja a oreja, porque aquello fue la felicidad absoluta :) Los bises (hubo dos) se pedían como cuando se está jugando un partido de copa y en los momentos previos a que se proclame el ganador la afición se pone a gritar como posesa "OÉ, OÉ, OÉ, OÉ". Jamás en mi vida fui a un concierto donde los bises se pidieran con tal estruendo, jamás he ido a un concierto indie donde la gente cantara las canciones con tanta determinación y potencia, jamás he visto a tanta gente emocionada y hasta llorando...

Por lo demás el concierto fue increíble, tocaron cosas tan buenas como Talk Show Host, Pyramid Song, The Nationa Anthem, Climbing Up the Walls, My Iron Lung, Everything in its Right Place, y sobre todo tres versiones increíbles de Street Spirit, True Love Waits, y sobre todo No Surprises, con la que simplemente me cubrí la cara con las manos al principio porque no me la esperaba... De todas formas el concierto me quedó cojo, porque no escuché How To Dissapear Completeley (mi canción favorita por aquel entonces), pero visto lo visto, ahora con perspectiva, casi mejor porque igual me venía abajo


Ningún concierto me ha vuelto a marcar tanto, en parte porque tenía 20 años para 21, si mal no recuerdo, y a esa edad este tipo de cosas te marcan más. Ahora tengo miedo de volver a algún concierto de Radiohead por si no está a la altura, porque en la etapa del Hail to The Thief, eran unos salvajes en concierto. Mucha gente que había ido al de Barcelona de la gira de Ok Computer me comentó que no le llegó a la suela de los zapatos en comparación con éste (y mira que me hablaron genial de aquel concierto). Fue sin duda el mejor momento para verlos, y es una de esas cosas que me han marcado para siempre. De todas formas todavía recuerdo a mi madre toda nerviosa diciéndome cuando me marchaba por la puerta, "¿no sé por qué te dejo marchar? muerta de miedo pensando que me pudiera pasar algo. Pero en fin, al ser el pequeño de los hombres creo que siempre ha tenido miedo de que me hiciera mayor e hiciera cosas que demostraran que ya no era tan pequeño. Hoy recuerdo ese momento con bastante sorna la verdad xD

Vaya, no pretendía que fuera un post tan como me ha salido, y sobre todo tan largo, pero bueno, como ya dije alguna vez, lejos de deprimirme, Radiohead me han hecho consciente de lo que sentía cuando yo quería ocultarlo. Han sido una terapia en cierta manera, y me parece curioso, es como si crecieran conmigo. Desde Hail to The Thief, y sobre todo desde In Rainbows las letras ya no son tan autocomplacientes, ni las referidas a las mujeres, ni las relacionadas con el mundo (aunque más que tener letras autocomplacientes, describen como nadie cómo es nuestra sociedad "postmoderna" occidental, como nadie). Uno aprende a no quejarse tanto de sus desgracias, y a ver las cosas de una manera más global. La autocomplaciencia es mala por sistema, aunque de cuando en cuando está bien poderse quejar ante alguien que te entienda y te pueda hacer sentir bien.

En fin, perdón por la chapa, pero tenía que recordar de alguna manera aquel día :)

PD:

Me he acordado de este momento de "culturilla general" de Big Bang Theory bastante curioso...

12 comentarios:

dEsoRdeN dijo...

Una de las bandas más grandes de las dos últimas décadas, sin duda alguna; recuerdo la primer vez que escuché 'Pablo Honey', en casa de un amigo, siendo adolescente, y cómo me enganché a aquél disco (para mi, el más emotivo y mi favorito de ellos). El concierto de presentación mundial de 'O.K. Computer' en BCN también lo recuerdo como uno de los más especiales de mi vida (y no he ido a pocos, precisamente), aunque siempre me ha parecido un disco notable pero sobrevalorado. La voz de Thom Yorke y las emociones que transmite... buf! (aunque con él me pasa un poco como con la Coixet: que su obra me encanta, pero el personaje en sí me provoca sentimientos contradictorios...)

De perdón nada: NADA hay en la vida que emocione más que la música, y lo has reflejado perfectamente. :) Y, por supuesto, amo a Sheldon Cooper... XD (bueno, y a Penny también, pero por otros motivos... ;D)

NaoBerlin dijo...

Aunque uno no renuncia al buen sexo ni jarto de vino, estoy de acuerdo que NADA en la vida emociona más que la música. A mí me ponen música cojonuda en un bareto con unos cuantos amigos, y soy el hombre más feliz del mundo (nos ha jodido, con lo buena que está la rubia... xD)

Para mí Ok Computer es especial, no soy objetivo, me ha marcado mucho. Y Thom yo creo que es menos tiquismiquis ahora, es un tío excéntrico, pero no me cae mal. Ahora es más normal de hecho.

Pio dijo...

Jajajaj sois los dos unas groupies de cuidado!!! Me encanta, os puedo imaginar a los dos hablando de música sin parar, embodada estaría :P

Me ha encandatado tu post, me ha puesto la sonrisa en la boca, la música es el alma de todo, leía el ayer en twitter "Sólo necesito una canción para bajar al infierno y otra para subir al cielo." y es así, una melodía evoca cada recuerdo que tenemos, cada momento y es muy especial.

No puedo decir o recordar un concierto que me emocionase, creo que uno de Mclan en Pamplona (ahora es cuando se meten conmigo XD), en un momento especial de vida, pero no tan intenso como lo que describes tú.

Don´t stop the music baby!

Besetss

Nota mental: Mierda!! ya no te puedo echar los trastos, como siempre no estoy puesta en Radiohead jajajaj

Cé. dijo...

Ay, Penny es muy lovely :)
Nunca he ido a un concierto de Radiohead y es una de las cosas que quiero hacer antes de morirme XD, ojalá volvieran a Madrid. El año pasado (bueno, y este también) quise mucho ir al BBK (Diría que es el festival que siempre elige de cabezas de cartel a grupos que me gustan mucho, mucho, mucho), pero como siempre salía demasiado caro (odio tanto que esté en Bilbao).
Yo también creo que a estas edades los conciertos de grupos que te gustan mucho se disfrutan más. Después quizás se termine convirtiendo más en rutina, no hay tantas "primeras veces" y se pierde un poco la magia (al menos a mi con los grupos españoles me pasa un poco eso, que como en parte les veo más, y con más frecuencia, ya no me hace tanta ilusión...). El concierto que recuerdo con más cariño fue uno de Kings of leon en Madrid hace casi tres años. Moría de ganas por verles en directo y disfruté muchísimo. También recuerdo con mucho cariño el primero al que fui de Love of lesbian.
Lo de los gustos musicales parecidos a la hora de tener una relación me parece importante siempre y cuando la música forme parte de tu forma de vida. A mi me da igual que mi pareja tenga los mismos gustos de... yo que sé, ropa o comida que yo, pero cine, música... sí me parece que tiene que haber una serie de coincidencias. Me has recordado que cuando vine a Madrid no conocía a nadie que le gustase Love of lesbian. Casualmente a mis dos compañeras de piso sí. El caso que una me llevó al Independance y vi a un chico con una camiseta de 1999. Eso por Avilés no se ve, y no sabía que era algo normal, así que me emocioné mucho y me puse en plan: Hooooola, yo también tengo esa camiseta :D . Menos mal que mi compi me saco a rastras XD.

PD: Me gusta la frase de Pío de twitter :)

Pecas dijo...

Te he leído con una sonrisa en la boca todo el rato, se nota que fue uno de los momentos de tu vida, y es que a los 20 todo se vive con tanta emoción...

Lo que me ha parecido raro de tu post es que no acabara con "y conocí a una chica y blablabla" siendo requisito mínimo en ese concierto lo tenías a huevo, muy mal aprovechado jajaja

Yo también considero importante que los gustos musicales sean semejantes, no tiene por qué gustarle exactamente lo mismo, también está bien que te descubran o descubrirle a la otra persona nuevos grupos/estilos, de hecho es algo que me encanta, pero si no compartes lo básico... difícilmente.

Me quedo con esa frase de "En parte así es la vida, tiene una letra triste, pero una melodía preciosa para compensarla."

NaoBerlin dijo...

Igual sin música yo creo que en algún momento de mi vida casi me hubiera metido un tiro.... Jo, me alegra que te haya gustado el post Pío, de verdad :) La música en general es un estado de ánimo, y es el arte que mejor puede transmitir eso mismo, en mi opinión. Bufff MClan, la verdad es que no, no me gustan nada xD JAJAJAJAJA, ya no soy tan talibán musicalmente pero sí que pienso que un gusto semejante musical es un buen síntoma, o vamos de música que le pueda gustar. Biquiños.

Ay Cé, te voy a decir lo que haría con la "lovely" de Penny xD A mí el BBK pues bueno, ha habido algún cartel que me ha gustado pero nunca me he planteado ir. Joer, pues tampoco está tan lejos, además me han hablo genial de Bilbao. Yo este año si la semana que viene no voy Milhoes de Festa creo que me compraré el abono vip para el primavera. Aunque sea caro lo merece, joooder si lo merece xD

Pues sí, ya he visto a casi todos mis grupos favoritos, salvo a REM y Pink Floyd (en este caso ya va ser imposible :/). Pero de todas formas, con veintipocos ese tipo de cosas se viven más intensamente.

Dios en vez de Kings of Leon al principio entendí Kings of Convenience. A mí de ellos me encanta su primer disco (qué recuerdos, con Molly's Chambers he votado, saltado, y bailado, lo indecible) pero cuando se afeitaron comenzaron a hacer un rollo que me aburría... bueno, aunque tiene alguna cosilla que me gusta.

mmm bueno, yo creo que si tienes una conexión musical, feeling (no que te guste exactamente lo mismo) en la mayoría de las ocasiones te indica que vas a coincidir en muchas otras (por cierto, comida??? Creo que podría salir con una vegana, pero no con una chica que le encante el reggeaton :s) La verdad es que mi experiencia personal me da la razón en eso. Pero vamos, que no soy un nazi con eso.

Ourense hace diez años era lo menos indie que podía existir, y ahora han florecido los bares de ese palo como setas. Oye, pues Love of Lesbian es bastante conocido, o igual yo creo que son más conocidos de lo que son.

Pecas, menos mal que por lo menos tú no me tomas por un talibán musical, has entendido perfectamente lo que quería decir, y caray no todo el mundo lo entiende, me alegra encontrar a alguien que comparte esta opinión.

Que no acabara conociendo a la chica de mis sueños??? Pues hombre, sería un final perfecto, pero aunque llegara a ser cierto igual sonaba muy increíble xD Ojalá hubiera sido así, ojalá...

Bueno, esa frase describe perfectamente ciertas canciones que me encantan que tienen una melodía muy bonita, pero que si analizas las letras te quedas de piedra por la tristeza que desprenden... La vida en general es así, así que me pareció un símil muy bueno. Me alegra que te haya gustado tanto la entrada :)

Cé. dijo...

Serás bestia XD. Sí, sí, Love of lesbian son conocidos, pero en mi pueblo pues no mucho. No sé si habrán florecido también bares "indies", pero la última vez que salí de fiesta por allí sólo había una discoteca de reggaeton-pachangueo y unos cuantos pubs heavys a los que entré una vez y decidí no volver a entrar XD.
A lo que me refería con lo de coincidir es que hay personas para las que la música no es algo importante, porque a penas escuchan (sí, a mi también me resulta extraño, pero las hay) y en ese caso no será un requisito fundamental coincidir en eso. A mi sí me parece algo importante, no sólo en una pareja sino también en la amistad. A ver, tengo amigos a los que les gusta otro tipo de música que a mi (muchos, de hecho), pero cuando conoces a alguien con quien congenias musicalmente, pues es un punto a favor.

NaoBerlin dijo...

Es que "lovely" no es precisamente el adjetivo que se me viene a la cabeza cuando la veo xD En Ourense más que grupos lo que proliferan son bares indies. No sé, creo que se está poniendo bastante de moda eso de ser "indie". Seguro que habrá algún pub decentillo.

Pecas lo explicó muy bien, no es tanto que te guste exactamente lo mismo pero si la capacidad de que le puedan gustar ciertas cosas, pero la música yo creo que es un factor que te indica otras muchas cosas. Es una cosa más intuitiva que coger una lista y decirle a una tía con la que estés ligando, "vamos a ver; te gustan los Jesus & Mary Chain???" y que diga ella "los cuá??? creo que no", para acto seguido que digas tú "siguiente!!!!" nooo, no es eso pero hace años igual lo habría hecho xDDD

Yo tengo muchos amigos que les gusta el heavy, aunque no se vistan como tal, y eso que a mí me parece una copia barata degradada del hard rock. Si conoces a alguien con quien congenias musicalmente suele ser una gozada, duré lo que dure lo bonito.

Pio dijo...

Discrepo!!, la música y el arte transmiten emociones y estados de ánimo, o lo ves reflejado más bien jejjeje :P

Hombre, no esperaba que lo fueses, pero te entiendo, a mi me viene un tio que le gusta el hardcord y o camela y mmmmmm.... interesante no va a ser, si tiene gustos así muy suyos me puedo amoldar XD

NaoBerlin dijo...

Piiiiiio, o lo has leído muy rápido o no me has entendido, opino lo mismo que tú :)

Pues vete tú a saber, igual encuentras a un hardcoreta que es el amor de tu vida xD Nunca se sabe.

tan solo una cerilla dijo...

Estoy con nao, los hardcoretas molan ;)
Que seria del mundo sin música?
Nota mental: he conocido a un tipo que puso como entrada en su boda just like honey de los chains... Está pillado, lastima

NaoBerlin dijo...

Just Like Honey es un temón absoluto, pero en fin a los dos primeros discos de los Chains les tengo mucho cariño, son dos joyitas. Lásima que el cantante, Jim, en directo sea bastante tuercebotas, pero siempre nos quedarán sus discos.