jueves, 15 de junio de 2017

"I wish I could make you wright"

Quizás esto de hacerme mayor ya poco a poco se va haciendo una realidad, y bueno es normal cuando ya tienes taintantos. Lo que puedo decir es que uno ya vislumbra por lo menos lo que sabe que no va a ir bien, o cuando menos actitudes que no son acordes contigo. Así a pesar de estar triste por volver nuevamente al mercado por otra parte el consuelo que me queda es que sé que lo más seguro es que de seguir no hubiera funcionado.

También entiendo que cada uno tiene sus circunstancias vitales. Es decir, cada uno tendremos nuestras virtudes y nuestros defectos en función de cómo nos hayamos criado y de otras circunstancias, por tanto yo tendré mis defectos pero alguna virtud creo que también poseeré a pesar de todo; algunas dependientes de ese hecho y otras de mi forma de ser. Por eso aunque haya gente que se muestre agresiva y desconcertada ante ciertas situaciones que te dejan perplejo, estas tienen una motivación con la que puedes empatizar. De todas formas eso tampoco significa que puedas tolerar ciertas cosas y actitudes, y más cuando te has esforzado bastante en intentar ayudar y comprender a alguien; además si ante el mínimo error te suelta que no te preocupas por ella, después de un tiempo prudencial uno ya no puede más, o quizás no eres lo que esa persona necesita. Pero como decía, cada uno tiene sus cosas y lo que para ti igual no es tan difícil para la otra persona igual es un mundo. Sea como fuere la cosa es mucho más compleja.

Quizás todo se reduce a caminar de la mano hacia un mismo sitio, evolucionar de la manera manera más semejante posible, e intentar ayudar al otro cuando sea necesario sin pedir nada a cambio. Pero eso es fácil decirlo pero no tan fácil llevarlo a la práctica. Lo cierto es que siempre acabo saliendo con chicas para las que yo soy como un valium, y en fin, calma y nervios quizás no siempre se complementan tan bien supongo.

Deduzco que como tengo muchas cosas pendientes a las que pasar página y supongo que ha llegado el momento de hacerlo para superar una etapa de mi vida que ya tendría que estar acabada, este hecho ha sido quizás un aviso. Es posible que a veces ciertos acontecimientos no se produzcan porque sí, y estos te hacen recordar, como ahora, que tienes una vida que afrontar y unos pasos que dar hacia delante y que ya no tienes tiempo que perder.

En este último mes y pico la verdad es que he pensado que si tengo que estar solo, si no vuelvo a salir con nadie más (porque no llamo novia a cualquiera chica con la que haya estado), no me importaría si puedo sentirme realizado en esta vida, porque solamente me tiro en plancha por alguien si creo que vale la pena, y eso solamente ha pasado dos veces en mi vida, aunque quizás haya sido realmente esta última vez cuando lo haya hecho y no tanto la primera. En este sentido, el otro día un amigo me preguntó "¿no piensas en tener hijos?" y yo le dije, "lo mejor que le podría dar a un hijo mío es estabilidad, y si no tengo eso no quiero tenerlos". Él me respondió, "no sé, es un poco como el fin de esta vida", y yo "ya lo sé, pero por fortuna o por desgracia tenemos raciocinio y todas nuestros supuestos instintos naturales se vuelven secundarios ante eso en muchas ocasiones". Al final, en lo que respecta a este tema el caldo al gusto del enfermo, pero es mejor estar solo si las cosas no funcionan.

En fin de todas formas me quedo con lo bonito que ha sido, porque en muchísimas ocasiones lo ha sido, y mucho, y con las cosas que he aprendido. Yo espero haber sido útil y no sé, quizás ahora ella pueda tener más suerte en la nueva etapa que se le abre sin mí, ojalá. De mi suerte ya me ocuparé yo.