domingo, 30 de enero de 2011

1700 años después Isis vuelve a llorar.


Hoy Isis vuelve a llorar nuevamente, pero no sólo por la muerte de Osiris que se produce cíclicamente sino por lo que hoy ha pasado en el Cairo. Durante estos días Egipto vive momentos convulsos, con una población decidida a acabar con una dictadura y a favor de una democracia que coloque a un partido islamista o laico a dirigir democráticamente el destino de la nación, eso es asunto de ellos y si luchan por sus derechos adelante. Lo que no entiendo es por qué ha habido gente que ha entrado en el museo del Cairo a realizar destrozos, ya ni siquiera pillaje.

Entre los objetos que se han encontrado literalmente descuartizados se encuentran ciertas momias, por eso digo que Isis hoy llora más que nunca la muerte de Osiris ya que cada persona que ha sido momificada por el rito egipcio es un nuevo Osiris que renacerá en el más allá en virtud de sus buenos actos. Como todas las figuras que resucitan se suele interpertar como un signo del florecimiento de la naturaleza nuevamente en primavera; es decir la eternidad. Os pongo en contexto:

Osiris fue un rey legendario que civilizó e hizo prosperar a Egipto. Cuenta la leyenda que Seth, su hermano, mató a Osiris a traición para ocupar el trono del país. Isis llora su muerte desconsoladamente a pesar de que sabe que es capaz de resucitarlo. Por medio de su hijo Anubis embalsaman el cuerpo de Osiris. Una vez hecho esto Isis queda embarazada milagrosamente de su marido, dando a luz a Horus que será capaz de vengar a su padre. Isis por medio de su magia por fin consigue resucitar a Osiris, que reinará como dios en el reino de los muertos, occidente, mientras su hijo Horus reinará en Egipto.

No sé si han sido policías vestidos de paisanos para mostrar al mundo una cara de los manifestantes, o si han sido islamistas radicales contrarios a preservar cualquier signo pagano y cristiano del país, por lo tanto anterior a la llegada de los árabes durante el siglo VII d.c. Lo cierto es que es lamentable, y muy triste ya que el pueblo que no conoce su historia no sólo está condenado a repetir los mismos errores, sino que simplemente no se conoce, no sabe quién es. El no tener unos mínimos sobre nuestro pasado, es lo mismo que si cada uno de nosotros no supiera quién es su familia, o desconociera por completo su infancia y adolescencia.

Sí, Isis llora, pero por otra parte el que la población voluntariamente hayan vigilado motu proprio el museo para que las salas más importantes no fueran saqueadas, por lo menos le reconforta a uno. Ojalá sea verdad la leyenda que atribuye a una maldición que cayó sobre Howard Carter y su equipo tras encontrar la tumba de Tuntank-Amon sus repentinas y violentas muertes. Que Apofis, Seth, Neftis, y sobre todo Ammit os despedace en la otra vida so cabrones, Osiris no tendrá piedad de vosotros.

4 comentarios:

dEsoRdeN dijo...

Aplaudo la revolución egipcia; y espero que la maldición caiga sobre los saqueadores cabrones!!

Ruby Woo dijo...

Yo también aplaudo la revolución egipcia y en cuanto al arte... no es la primera vez que sale mal parado en este tipo de acontecimientos. Creo que fue en Afganistán donde los talibanes se dedicaron a volar por los aires una parte de su patrimonio cultural... como dices tú, reconforta que haya ciudadanos que ya estén protegiendo algo que debería estar por encima de cualquier revolución, de políticas y de credos.

Ruby Woo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
NaoBerlin dijo...

Bufff, sí y a la población se la pelaba en Afganistán :/ En Egipto su fuente más importante de ingresos es el turismo, y ellos lo saben. Pero en fin, allí la gente parece mucho más concienciada de lo que tiene, y en fin ver eso siempre reconforta a uno. Yo es que me especialicé en historia antigua en la facultad, y esto me toca la fibra sensible.

Por otra parte sí, ojalá que las democracias de verdad ayuden a resolver el melón que hay montado en oriente medio.