martes, 31 de mayo de 2011

Chan Marshall... madre del amor hermoso xD


Aunque últimamente estoy en plan agitador de conciencias, sé que puedo ser cansino así que meteré más chorradas y rollos musicales por lo de ahora. Hace tiempo que he decidido no contar nada personal transcendente, salvo alguna excepción, en este blog como hace ya casi justo un año cuando necesitaba canalizar mi tristeza por algún lado. Joder, cómo cambia el tiempo la perspectiva de las cosas, y lo que durante tanto tiempo te parecía blanco ahora te parece negro, aunque la verdad la vida lo que tiene realmente es un tono gris, pocas cosas son buenas o malas todo depende de eso mismo, de la perspectiva.

Alguna vez de repente sin venir a cuento se me instala una canción en la cabeza que me gusta mucho y que hace tiempo que no escucho, entonces no para de sonar una y otra vez. Bien, pues últimamente por la noche la voz de este bellezón, Chan Marshall, me susurra por las noches The Moon, de su más que decente The Greatest. Así que espero que la disfrutéis tanto como yo.

Hace tres días le cambié las cuerdas a mi guitarra acústica, la limpié, le quité toda la roña que tenía la pobre y la verdad es que está casi igual que cuando me quedé prendado de ella al comprarla hace siete años en Santiago; y cómo suena la jodía una vez que por fin he arreglado un problemilla que tenía con la primera cuerda; todo esto en perspectiva de tocar con gente después de mucho tiempo. No sé cómo, pero haciendo el moñas sin querer saque las cuatro notas que tiene la canción y hasta ahora.

En fin, buenas noches.


PD: De todas formas, como diría Hessel, INDIGNAOS.

3 comentarios:

dEsoRdeN dijo...

'The Greatest' es una puta maravila. Y la voz de Chan Marshall... uf!!! Voy a por una fregona...

Pio dijo...

Ainss me gusta un montón esta mujer, debería escucharla más de lo que hago, que es poquito XD.

NaoBerlin dijo...

La verdad es que da morbo cuando la escuchas y cuando la ves... ay omá! xDD

Pio, a mí me pasa como a ti, lo que pasa es que no sé por qué llevo unos cuantos días con esta canción en la cabeza.