miércoles, 9 de agosto de 2017

Hermenéutica de la tristeza

Cuando hace unos años me puse a investigar sobre la hermenéutica para escribir el apartado teórico de la tesis, me di cuenta de dos cosas; en primer lugar, que llevaba aplicándola durante todo mi trabajo en mayor o menor medida, y en último, que no existen verdades absolutas en todo lo que tenga que ver con la mente humana, solamente verosímiles, aquellas que eres capaz de demostrar con argumentos sólidos.

Hay gente que inconscientemente, o conscientemente, basándose en esto se dedica a gritar más alto que los demás y repetir hasta la saciedad una idea sin parar, mientras estás intentando razonar con ella... de hecho tengo un familiar muy cercano que es así, y creedme, no es precisamente agradable entablar un "diálogo" con ese tipo de gente. Así, el que grita más alto piensa que tiene más razón que nadie, porque no deja hablar a los demás y la última voz que se escucha es la suya. Ese es el quid, tener la última palabra.

Yo prefiero hablar de manera normal, obviamente, ya que así si lo quieres puedes ser blando, neutro, o duro si es necesario, pero dentro de un orden. Pero en ciertos contextos nunca aceptaré que me insulten, porque eso al final en una relación en lo único en lo que es posible que derive es una bola que se vaya haciendo más y más y más y más grande, en la que consecuentemente se pierde todo el respeto y al final haya una persona que considera un mindundi a la otra por dejarse insultar cuando las cosas se ponen feas, y la otra pues en fin... Hay gente que se insulta, que tiene sus reglas y las respeta, pero para alguien con autoestima como la mía, aunque quizás ya no sea tan extremadamente endeble como en tiempos, eso es algo que no me puedo permitir.

Decía que no hay verdades absolutas, solo aquellas que se pueden demostrar, y al final uno sabe lo que siente, por qué lo siente, porque ha tenido x experiencias que te hacen sentir así, y por mucho que otra persona intente ponerse en tu piel no podrá saber en términos absolutos qué sientes. Se podrá acercar, pero jamás tendrá tu perspectiva de una manera milimétrica. De esta forma la soledad es un sentimiento aterrador, de los más jodidos que existen, sino el que más, y quizás solamente hay un sentimiento más jodido que el de sentirse solo incluso al estar rodeado de gente, el hecho de pensar que vas a estar absolutamente solo en un futuro, literalmente, algo que por lo que he visto es un sentimiento muy común entre hijos únicos. Hasta ahora los hijos únicos que he conocido cuando no tenían pareja se aferraban a lo que fuera para matar ese sentimiento de soledad futura, pero hay gente más brava que decide ser fiel así misma y no estar con alguien por estar, prefiere estar sola a mal acompañada.

Pero incluso cuando se piensa que se está bien acompañado la carne es débil cuando lo que se tiene es un miedo atroz y una desazón casi imposible de evadir, y eso hace que para conjugar a esa soledad sea necesario una atención meticulosa, que no exista un mínimo error, un trato con algodones que requiera ser testado día a día, con cada situación, con cada problema, de manera que se puede llegar al extremo de pensar que ningún problema tuyo será considerado mínimamente tan grande como el de ella. De no satisfacer estos extremos en los momentos más jodidos te llegarán a decir que todo lo bonito que se había conseguido ha sido una patraña que no ha valido de nada, casi una mentira, el "qué haría sin ti", o "me tratas demasiado bien", se cambiaran por el mantra ya conocido de "estoy sola, y siempre lo estaré".

No quiero decir que no la haya cagado alguna vez, que sí lo he hecho, y mucho, pero me frustra que todo lo que he intentado, todos mis esfuerzos se vengan abajo como un castillo de naipes, o mejor dicho, se desvanezcan como ceniza, como si nunca hubiesen existido, simplemente no hay prueba de ellos... A la única conclusión que llego es que lo único que podía conjurar esto en una parte pequeña era mi presencia, y que posiblemente de no haber salido a distancia nada de esto habría pasado...

Si hoy en día me he dado cuenta de que sí, es cierto, las mujeres están oprimidas por los estereotipos desde pequeñas, de manera que eso les jode la vida creándoles inseguridades que no se curan y solo se mitigan en mayor o menor grado, ha sido por ella. Así, una chica que atrae físicamente (por mucho que ella diga que no), que tiene una personalidad y unas ocurrencias interesantes no, lo siguiente, con sentido de humor avispadisimo, con muy buen gusto, y extremadamente inteligente, se vuelve un amasijo de miedos... además si a eso le sumamos un problema familiar, estructural, que hace que la mayor parte del tiempo esté tensísima, y que con lo único que sueñe es con largarse de casa a donde sea, ser feliz, estar tranquila, pues... A pesar de todo, si hay algo que admiro de ella es cómo coño a pesar de eso saca fuerzas para salir a delante y hacerlo de manera competente, y que a pesar de eso tenga su orgullo que le hace luchar por todo ello, porque lo cierto es que vale mucho no, muchísimo.

Por tanto hay dos verdades, una que hace una persona esté asustada y que necesite ayuda extrema y milimétrica para mitigar eso, y otra que intenta todo lo que esté en su mano para ayudarla, pero que no es perfecta... Me he ha sentido confortado cuando he visto que he sido útil, y de hecho de haber podido habría hecho mucho más, pero por otra parte otras veces me he pegado de frente contra un muro inexpugnable, y eso desgasta muchísimo... Tarde mal y nunca me he dado cuenta que una persona no es capaz de solucionarlo todo, que las soluciones son globales, aunque también es cierto que siempre he dicho que soy un apoyo, porque los problemas que tiene cada uno solamente los puede resolver cada uno, con ayuda, pero cada uno.

A pesar de todo esto lo que no voy a admitir es que se me trate como una zapatilla cuando intento echar un cable y después me vengan como si no hubiera pasado nada diciendo que todo es una mierda y por favor confórtame, para finalmente decirme que me podía meter mis consejos de mierda por donde yo ya sabía... Uno tiene sus límites y estos con el tiempo se van resquebrajando, así que mi cerebro dijo basta, hasta la empatía tiene un límite, porque para mí hay cosas que no proceden, y exijo el mismo trato que doy cuando me involucro.

Lo curioso es que hasta hace un día, después de más de tres meses de distancia todavía estaba dispuesto a intentarlo por enésima vez, pero yo no puedo con todo, no puedo contra el orgullo, y aunque jamás haya coincidido con alguien tanto en tantas cosas, aunque todavía sea mi mejor amiga y una de las mejores personas que haya conocido, no puedo, no soy capaz, y que conste que yo también me considero un caso perdido, creo que voy a estar solo y eso desde 2010 me ha aterrado muchísimo (la razón de la mayor parte de mis posts, casi todos deprimentes, de mis primeros años era esa viéndolo con perspectiva), aunque a decir verdad hoy en día encaro la situación de otra manera porque sé que no lo estoy totalmente, y en eso sí tengo suerte, aunque la incomprensión también es un tipo de soledad bastante frustrante.

Para finalizar, en un principio la hermenéutica de Gadamer hablaba de una fusión de horizontes para interpretar un texto o una conversación, y eso implica ponerse en el lugar del otro y conocer sus motivaciones. En este sentido lo más triste es que yo entiendo las suyas, y por eso la excuso de todo eso porque sé que es buena, que merece la pena y se merece lo mejor, pero por el contrario ella no entiende las mías porque le ciega su dolor, su dolor vital, y eso es francamente frustrante y yo no puedo luchar contra los elementos, aunque me gustaría.

Quizás haya detrás alguien que dentro de un tiempo prudencial vaya a ocupar mi lugar, pero en fin es ley de vida. Parece que solamente me separo cuando me voy a vivir solo...



*****[NOTA IMPORTANTE] No voy a dejar (nuevamente) abiertos los comentarios, pero por favor no digáis nada porque precisamente lo hago para que quede así, como una carta para mí mismo. Quizás no vuelva a publicar ninguna entrada más allá de las listas de música, y lo curioso es que serviría para cerrar un círculo que comenzó con una ruptura y termina con otra. Ya estoy más talludo, y afortunadamente sé que en el fondo, si no vuelvo a salir con nadie, a pesar de todo de quien me va a quedar un buen sabor de boca por haber tenido una relación habrá sido por esta vez, y no por la anterior.


No one could find you 
Out on your own 
All things I loved 
But do not know 
On Hopewell Road 

These days of candy 
Live in your mind 
Those violet lines 
White fenced in miles 
Across my eyes 

A world inside you 
No photograph 
My natural one 
The rising sun 
Live in your mind 

Just like that, it's gone 
Just like that, it's gone 
Just like that 

I know it comes too soon 
The universe is riding off with you
 I hope, I feel, I know 
A little bit of you 
I keep it close to me 
I know it comes too soon 
The universe is riding off with you
 I know it comes too soon 
I know it stays for nobody 
I want to know you there 
The universe is riding off with you

No hay comentarios: