lunes, 13 de diciembre de 2010

La astrología actual es un timo


Dios soy un panoji, ayer perdí el tren a Madrid por confiarme y porque es la primera vez que veo que el tren sale a la hora en punto... como se suele decir en estos casos la próxima vez ya no lo hago, o eso espero que yo soy de lo que no hay.

Hoy al levantarme vi una noticia que me interesó mucho en el diario Público, sí es como el ABC y La Razón de la izquierda, sobre el timo de la estampita de la astrología. Esta pseucodciencia/superstición fue inventada en su forma actual por los babilonios durante su segundo imperio, hace 2600 años aproximadamente. La gente creía tanto en el devenir que pronosticaban los astros que ciertas prácticas, como consultar el horóscopo de un monarca, estaban terminantemente prohibidas. Después al entrar en contacto con el mundo helenístico impregnó la mitología clásica y al mundo egipcio, y ahí tuvo mucho que ver Alejandría y la famosa biblioteca arrasada por los cristianos.

Nuestras almas al morir subirían a los astros para reencontrarse con la esencia divina, algo así como volver a Dios, sólo que para esta gente todos formamos parte de una misma cosa, lo llamaban el Uno. De todas formas todo se iba a la mierda porque los acontecimientos son cíclicos, así que menuda jodienda, es decir todo volvería a empezar.

Pues bien, según los astrónomos estas prácticas son el timo del siglo porque obviamente el cielo ha cambiado su posición desde hace casi tres milenios, es decir no es la misma y por tanto no sirve de nada y hay lagunas importantes. Otra cosa muy importante es que la perspectiva de la astrología es geocéntrica, es decir se basa en la observación de los acontecimientos celestes desde la tierra basándose en la concepción que tenían los antiguos del mundo: La tierra es el centro del universo porque está cargada de materia, que es negativa, y su peso hace que todos los planetas giren a su alrededor. Obviamente esta visión está superada. Era el sistema Ptolemaico, que perduró hasta el Renacimiento.

Por ejemplo yo soy Leo y mi carácter poco tiene que ver con el de Leo, alguien me decía que tenía calcular mi ascendente porque así me mostraría mi carácter de cara al público y mi signo el que tengo de verdad. Al principio piqué, pero mi carácter siempre es el mismo.

No niego que los planetas influyan en el carácter de las personas, me parece que hasta Carl Sagan se negó a condenar la astrología, pero creo que falla más que una escopeta de feria. En fin ¿Vale la pena guiarse por el horóscopo y demás engañabobos?

Si tenéis interés por la biblioteca de Alejandría, el amigo Carl Sagan os dará un breve repaso.





*Sólo hay un error, el Serapeum siempre fue templo sólo que el anexo de la biblioteca de Alejandría que estaba allí fue lo que sobrevivió de la biblioteca primitiva, si no recuerdo mal quemada por accidente en época de César. De todas formas sólo son suposiciones, no sabemos nada con certeza.

2 comentarios:

Menda. dijo...

De los Capricornio se rumorea algo?

NaoBerlin dijo...

sí, que deberían ganarse la vida escribiendo sacándole punta a todo xDDD