sábado, 10 de julio de 2010

The Adventures of Pete & Pete



Lo que tiene el facebook, aparecen personas de otras páginas webs que solía y suelo visitar que me encuentran sin comerlo ni beberlo; todo esto en el fondo es como el anillo mágico: uno para controlarlos a todos (pero si estamos jodidos ya por el teléfono y los blogs qué más nos dará). El otro día la exnovia de un conocido, con muy buen gusto musical por cierto, colgó un temazo que me dejó tal cual así O_o



Vamos, que llevo desde el miércoles sin parar de escucharlo; Psicodelia sesentera de Nueva Zelanda, es decir ni Perry conoce a los susodichos que se hacían llamar The Nice (por cierto no confundir con el grupo inglés). Las cosas cuando tienen buena música entran con más facilidad, y con las personas pasa igual.

Esta canción formaba parte de la banda sonora habitual de una serie americana un tanto surrealista que emitía Nikelodeon durante la primera mitad de los años 90, se llamaba Las Aventuras de Pete & Pete. Todo comenzó con la emisión de unos cortos de muy poca duración.



Al igual que le pasó a Robert Rodríguez con alguno de sus falsos cortos, el éxito fue tan abrumador que sus creadores realizaron una serie teniendo una duración aproximada cada capítulo de media hora. Por lo que he comprobado por ahí fue en su día un programa de culto, y hasta Michael Stipe o iggy Pop hicieron un cameo. Sus personajes eran más que peculiares:

La trama se desarrolla en el ficticio pueblo de Wellsville, de modo que por un lado tenemos a los protagonistas, dos hermanos que se llaman igual, Pete; el mayor es el más normal y por así decirlo es también el narrador; en la primera temporada debe rondar los trece años. Su hermano pequeño, de diez años, es un elemento de mucho cuidado, tiene tatuado en uno de sus brazos a una chica apodada Petunia, sus padres desconocen su existencia y por eso en algunos capítulos lleva las mangas de los jerséis extremadamente largas.

También está Artie, el hombre más fuerte del mundo y por así decirlo el superhéroe del hermano pequeño, es también un tipo bastante histriónico al cual no se le conoce oficio ni beneficio. Como habréis visto su madre lleva una placa en la cabeza a causa de una accidente que sufrió cuando tenía 12 años, pero aún así este metal puede llegar a ser bastante funcional para los quehaceres cotidianos. En fin, una tropa de mucho cuidado.

No voy a negar que pueda intrigar bastante, pero lo cierto es que creo que si os han gustado series como Búscate la Vida (Get a Life), o incluso, aunque no tenga tanto que ver, Matrimonio con Hijos (Married with Children), seguramente os interese, no obstante puede resultar más rara que las anteriores.



Como muestra un botón, el capítulo en el que los niños quieren saber la identidad de Mr Tastee, el señor de los helados que lleva siempre la cabeza cubierta con un casco que imita la nata en un cucurucho. Pero Mr Tastee no puede revelar su identidad porque es una norma de los heladeros, según Michael Stipe, ésa y buscar siempre el verano.

(PD: Es en inglés)





2 comentarios:

Tani dijo...

Está muy simpaticona la serie, los niños tienen carisma y siempr eme ha gustado que el protagonista narre la historia dialogándo así con el espectador. Pero lo mejor de lo mejor es la música que nos has dejado. bendita se la ex novia del amigo, encontrada en el FB, porque el grupo es de lo más interesante, de verdad.
Beso para ti, Santi, por compartir

NaoBerlin dijo...

Sí, cuanto más la conozco más lo flipo por lo surrealista que es y por sus gustos.

La serie está curiosa.

Biquiños.