miércoles, 30 de junio de 2010

Buenos días

Buenos días!!!! Creo que es mi primer post mañanero, así que estamos que rompemos ca pana ¿Qué puedo decir? Que empiezo a regularme otra vez por los rayos del sol, no sabéis la vara que os daré con esta dichosa estrella, y no por las horas intempestivas de la noche, o lo que es lo mismo: Duermo cuando procede.

Siempre he sido de canciones enérgicas por las mañanas, cuando me encuentro solo, y tranquilas por las noches; aún así uno evoluciona con el paso del tiempo, a la vez explora otros derroteros. Ahora mismo hay una canción que no deja de taladrarme la cabeza cada poco, y la verdad es que nunca hubiera jurado que pudiera ser un tema de Low.

Una vez leí en una entrevista realizada a Thon Yorke que esa era una de las mejores sensaciones que puede haber en el mundo, el que no puedas sacarte una canción de la cabeza. La verdad es que sólo puedo asentir con la cabeza esbozando una sonrisa.

Los vi teloneando a Radiohead cuando aún estaban inmersos en el rollo Postrock; ya sabéis Mogwai, Goodspeed You! Black Emperor, Explosion in the Sky, Sigur Ros, etc, etc; no estaban mal, pero ciertamente me resultaron bastante aburridos y para qué nos vamos a engañar, allí había 20000 personas más que ansiosas esperando a que salieran los de Oxford, y por cierto que la liaron parda…

Hace poco en un concierto del día de la música alguien me recomendó que escuchara los últimos discos porque habían abandonado en cierta manera el tedio, son mormones no le pidamos peras al olmo. Entre otras cosas me recomendó esta preciosidad.



No es muy ruidosa, pero si la escucháis al mismo volumen que yo la escucho reiteradamente seguramente que en parte lo sea. Siempre me ha confortado evadirme con cierta manera de distorsionar la guitarra (casi siempre con Fender Jaguar, Stratocaster, y Les Paul) así que por lo menos en este instante me siento francamente bien.

En fin, habrá que darles una oportunidad a estos chicos.

No hay comentarios: