martes, 8 de junio de 2010

Puede que lo único que necesite es un disparo en el brazo...



El cenicero dice
que has estado despierta toda la noche,
cuando por fin te vas a dormir
con tu mente inquieta,
tu almohada mojada
cubre tus ojos,
y al final consigues dormir
cuando sale el sol.

Has cambiado…

Nos enamoramos en Do,
anduvimos por la costa
cerca del mar,
me seguiste
por el cuello en Re,
y volviste a caer
en el mar

Has cambiado…
Sí, has cambiado.

Puede que lo único que necesite es un disparo en el brazo
Puede que lo único que necesite es un disparo en el brazo…
Algo dentro de mis venas, más sangriento que la sangre
Algo dentro de mis venas, más sangriento que la sangre…

El cenicero dice
Que estuviste despierta toda la noche
cuando por fin te vas a dormir
con tu mente inquieta

Has cambiado…
Sí, has cambiado.

No quieres volver a ser lo que fuiste alguna vez.
No quieres volver a ser lo que fuiste alguna vez.




Antes de nada quiero aclarar que la traducción es mía, y que no estoy totalmente seguro de que coincida con Jeff Tweddy, cantante de Wilco, en el significado del estribillo. La canción se llama A Shot in the arm, que literalmente significa: Un disparo en el brazo. No obstante podría referirse a un chute, estos músicos, pero creo más acorde la traducción literal, o quiero yo pensar que es más acorde porque este tema se lo dedicó a su mujer cuando ambos estuvieron muy cerca de separarse.

Últimamente no paro de encontrar paralelos entre mi situación actual y las letras de algunas de las canciones que más me gustan. En este caso la similitud hasta me asusta… La de veces que me he preocupado por ella porque no conseguía conciliar el sueño a horas normales, o bien por hiperactividad suya, o bien por rayaduras mentales, o bien por ninguna razón en concreto…

Yo también soy algo noctámbulo, ahora más que nunca porque la incertidumbre a la que me enfrento me desvela hasta bien entrada la noche; ayer dormí cuatro horas y ahora tengo los ojos como platos. Me gusta la noche, para escuchar música, leer, conversar, intimar… en general es más atenta que el día; debe ser porque es mujer, mientras el día es hombre, ya sabéis, el sol y la luna.

Aún así no le llego ni al tobillo en cuanto a alteración del sueño, ni de lejos. Yo eso siempre lo he aceptado, he conseguido alguna vez que regulara su horario vital, pero al poco volvía a la rueda. Con pocas horas me las apaño para rendir al día siguiente, pero hay gente que no, oiga.

Por otra parte ha cambiado, definitivamente ha cambiado y no es la misma, no la veo como antes, está más dentro de sí, más arisca, más pesimista… Creo que no puedo hacer más, he llegado hasta el cansancio psíquico en alguna ocasión, por eso ella me decía que lo nuestro no era lo de antes, obviamente porque tengo que cuidar de mi salud, y porque después de casi 6 años es imposible que todo siga igual. Pero aún así quiero estar con ella, pienso que si ponemos los dos de nuestra parte algo se podría hacer.

Igual soy masoca, pero creo que no hemos hecho lo suficiente, y yo quiero intentarlo, pero obviamente no lo voy a hacer solo, uno tiene sentido del ridículo de cuando en vez. Me va a doler mucho no saber nada de ella, pero de todas formas pienso que la única manera de tirar pa'lante es planteármelo así: Tú te lo pierdes.

No es por echarme flores, pero desde que salimos juntos mejoró mucho, la encontré muy perdida, al igual que yo mismo pero en absoluto con tanta ira y dolor. Todo iba bien, hasta hace más o menos un año, todavía no sé cómo explicarlo exactamente, aunque conozco parte de las causas.

Puede que sea yo el problema y me tenga que dar de cabezazos contra la pared, hacer el harakiri, o recibir una somanta de ostias, ¡Yo qué sé! Lo he pensado tantas veces…

Supongo que muchas veces nos parecemos entre nosotros mucho más de lo que pensamos, y por tanto puede que no sea tan raro que diferentes personas expresen por el medio que sea sensaciones prácticamente idénticas a las de otra mucha gente. Vamos que ninguno de nosotros ha inventado la pólvora, aunque la verdad estoy cayendo en la cuenta de que esto que estoy diciendo puede ser una tremenda perogrullada; pero en fin, yo me entiendo.

Muchas de las “perversiones sexuales” de los últimos siglos en parte ya estaban inventadas hace milenios. También hay que decir que una pequeñita laguna como el triunfo de la religión cristiana puede hacer que perdamos la memoria, valga la redundancia. Sobre esto puede que hable en un futuro, cuando me encuentre con ganas.

Por cierto si os ha gustado la canción puede que os interese más incluso esta otra. La ha versionado un sinfín de gente, incluso Norah Jones, igual os resulta un poco más conocida. La verdad es que uno se queda gilipollas mirándola; siempre que hablo de ella me acuerdo de una frase de un amigo de Lugo que decía “está moi ben esta pequena”, y tanto…

Buenas madrugadas.

2 comentarios:

susana moo dijo...

Claro que no será la misma,¿cómo serlo? el tiempo pasa y modifica, y si todo es normal evolucionamos.
Y que sigamos haciéndolo. ¿no?

NaoBerlin dijo...

Sí, el tiempo hace que cambiemos y eso lo sé perfectamente, y lo creo además recomendable porque siempre hay que evolucionar. Pero la cuestión es hacerlo bien, y eso no siempre es fácil. Y ese en sí es el problema que veo.